La enfermedad que ayudó a poner a Colorado en el mapa

La enfermedad que ayudó a poner a Colorado en el mapa



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Cuando John Henry "Doc" Holliday se dirigió a Denver, Colorado, en 1882, estaba escapando de los cargos de asesinato por su participación en un tiroteo en el O.K. Corral. Pero se quedó en el estado no por el crimen, sino por el bien de sus pulmones. Holliday sufría de tuberculosis, y en ese momento todos sabían que Colorado era el mejor lugar para que los llamados "lungers" descansaran y se recuperaran.

En el siglo XIX, la tuberculosis era la principal causa de muerte en el país. La “Muerte Blanca” fue muy temida y poco comprendida. Dado que no había ninguna vacuna o antibiótico disponible para combatir la enfermedad, la única esperanza que tenían muchos pacientes tuberculosos era mudarse de los lugares húmedos y tormentosos del este en busca de los cielos más secos, altos y soleados del oeste, todo lo cual Colorado tenía en abundancia.

La afluencia de pacientes con tuberculosis que llegaron a Colorado ayudó a poner al estado en el mapa. En su apogeo como santuario del consumo, se estima que uno de cada tres residentes de Colorado sufría de tuberculosis, el estado albergaba una cantidad inusual de médicos y un tercio de todas las muertes en Colorado se debieron a la tuberculosis en comparación con un promedio nacional de uno de cada 10.

Vea toda la cobertura pandémica aquí

También conocida como consumo en ese momento, la tuberculosis es causada por una bacteria que, cuando se inhala, puede causar debilidad, dolor en el pecho, tos, dificultad para respirar y otros síntomas. (En la actualidad, solo tres personas de cada 100.000 padecen tuberculosis en los Estados Unidos).

Anteriormente, Colorado había sido conocido como un refugio para los criminales y mineros del Lejano Oeste, gracias a una serie de fiebre del oro y la plata que lo convirtieron en un destino atractivo para los cazadores de fortunas. Pero mientras sus pueblos y campamentos rudimentarios estaban plagados de borracheras, juegos de azar, prostitución y crimen, los aspectos negativos de la reputación desagradable de Colorado como un remanso crudo e incivilizado fueron superados por los aspectos positivos de su clima.

Los médicos de los siglos XIX y XX creían que el aire fresco, las grandes altitudes y la abundante luz solar podían curar todo tipo de dolencias, y Colorado tenía muchas de las tres. Aunque sus creencias sobre la tuberculosis no eran del todo sólidas desde el punto de vista médico, tenían algo de razón en este sentido: el aire fresco evita que la tuberculosis se propague y la gran altitud evita que las bacterias de la tuberculosis se propaguen tan rápidamente a través de los pulmones. Pero en ese momento, los médicos creían que la enfermedad contagiosa era hereditaria y pensaban que se transmitía a través del aire en lugar de por contacto físico.

A partir de la década de 1860, las personas enfermas comenzaron a acudir al estado futuro para tomar la cura del aire fresco. La primera instalación de Denver para pacientes tuberculosos se construyó en 1860, solo dos años después de la fundación de la ciudad. Colorado Springs y Boulder pronto siguieron su ejemplo, y ciudades enteras comenzaron a surgir alrededor de las instalaciones de tratamiento de la tuberculosis.

Estos balnearios tipo centro turístico eran lugares para relajarse, descansar y, a menudo, morir. Tenían nombres como Montcalm, Sunnyrest y Cragmor. El sanatorio más destacado de Boulder permitía a los "invitados" relajarse con dietas de spa, ver pinturas al óleo intrincadas y escuchar una orquesta en vivo. Los hoteles de salud presentaban grandes porches en los que los huéspedes adinerados podían tomar el sol, respirar aire fresco y disfrutar de las vistas a las montañas. En Hygiene House en la ciudad de Hygiene, que lleva el nombre de su centro turístico, bebieron agua mineral (que se cree que tiene propiedades curativas), comieron plantas raras y se sentaron afuera durante 10 horas al día, incluso durante las ventiscas. Las instalaciones de tuberculosis más opulentas incluso crearon sus propias escenas sociales de élite y atrajeron a pacientes famosos de todo el mundo.

Sin embargo, no todo el mundo podía pagar estos lujosos complejos turísticos, y algunos sanatorios eran poco más que una colección de tiendas de campaña. Pronto, Colorado tuvo un problema de indigencia provocado por pacientes desesperados que compraron boletos de ida a pesar de que no podían pagar el tratamiento. En Denver, Francis Weisbart Jacobs fundó todo un hospital, el Hospital Nacional Judío para Consuntivos, para brindar tratamiento gratuito a esos pacientes. (Hoy en día, el hospital es un centro de investigación y tratamiento líder para dolencias relacionadas con los pulmones).

Cuando los científicos descubrieron la bacteria de la tuberculosis en la década de 1880, todavía no se daban cuenta de que la infección solo se podía propagar mediante el contacto cercano con el aliento de un paciente infectado. Pero el conocimiento de que la tuberculosis era contagiosa hizo que los habitantes de Colorado sospecharan cada vez más de los turistas tuberculosos. Se prohibió escupir y se alentó a las mujeres a que se acortaran las faldas para no propagar la enfermedad con el polvo de las calles de la ciudad.

Los pacientes con tuberculosis fueron estigmatizados en los artículos de los periódicos y en la vida pública. "DOS HERMANOS ESTÁN LOCOS", gritaba un titular de 1906 en el Denver Post. El artículo hablaba de dos "víctimas de la plaga blanca" que llegaron a Denver desde Cincinnati, vivían en una tienda de campaña y se debilitaban cada vez más. “Cuando los encontraron en su miserable tienda”, continuó el reportero, “su estado era espantoso”. La legislatura de Colorado incluso debatió una ley para exigir que los pacientes con tuberculosis usen campanas alrededor del cuello.

Finalmente, la epidemia de tuberculosis —y el apogeo del sanatorio de consumo— llegó a su fin cuando, en la década de 1940, los antibióticos se convirtieron en un tratamiento eficaz para la enfermedad. Para entonces, la tuberculosis había transformado a Colorado. Lugares como Colorado Springs pasaron de ser remansos poco conocidos a ciudades prósperas, sus calles y escuelas mejoraron gracias a los legados y obsequios de pacientes adinerados. Lungers como el alcalde de Denver, Robert Speer, y el senador Edwin Johnson, dejaron marcas en la infraestructura del estado y la prominencia nacional. Y muchos sanatorios se transformaron en los hospitales más respetados del estado.

Es posible que Colorado ya no sea conocido como el "Sanatorio del mundo", pero debe gran parte de su prosperidad moderna a una enfermedad ahora rara.

LEER MÁS: Pandemias que cambiaron la historia


Los CDC publican la historia detallada de la respuesta al ébola 2014-2016 en MMWR

Este sitio web está archivado con fines históricos y ya no se mantiene ni se actualiza.

Presione soltar

Embargado hasta: jueves 7 de julio de 2016, 1:00 p.m. ET
Contacto: Relaciones con los medios
(404) 639-3286

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicarán hoy un informe detallado del trabajo de la agencia y los rsquos sobre la respuesta más grande y más larga al brote en la historia de la agencia y rsquos: la epidemia de ébola de 2014-2016. La serie de artículos, en un suplemento especial de CDC & rsquos Informe semanal de morbilidad y mortalidad (MMWR), llega en el segundo aniversario de la activación oficial de la agencia & rsquos de respuesta de emergencia al ébola.

& ldquoLa epidemia de ébola en África Occidental mató a miles y dañó directa o indirectamente a millones de personas que viven en la región & rdquo, dijo el director de los CDC, Tom Frieden, M.D., M.P.H. & ldquoLa resistencia de los afectados por el arduo trabajo de los ministerios de salud y los socios internacionales y la dedicación, el arduo trabajo y la experiencia de los empleados de los CDC impulsados ​​por la misión ayudaron a evitar una catástrofe global. Debemos trabajar para garantizar que un brote prevenible de esta magnitud nunca vuelva a ocurrir. & Rdquo

La epidemia de ébola de 2014-2016 fue la primera y más grande de su tipo, con una transmisión urbana generalizada y un recuento masivo de muertes de más de 11.300 personas en Guinea, Liberia y Sierra Leona. La epidemia tuvo un efecto devastador en la población de África occidental. Poner fin a la situación requirió un esfuerzo internacional extraordinario en el que el gobierno de los Estados Unidos jugó un papel importante.

La respuesta de los CDC & rsquos se dirigió simultáneamente a controlar la epidemia en África occidental y fortalecer la preparación para el ébola en los Estados Unidos. El nuevo MMWR El suplemento especial contra el ébola se centra principalmente en el trabajo de la agencia y los rsquos durante el primer año y medio de la respuesta. Los CDC activaron su Centro de Operaciones de Emergencia (EOC) para la respuesta al ébola el 9 de julio de 2014. El 5 de agosto de 2014, los CDC elevaron el EOC a un Nivel 1 de activación, su nivel más alto. El 31 de marzo de 2016, los CDC desactivaron oficialmente la EOC para la respuesta al ébola 2014-2016.

"El mundo se unió de una manera sin precedentes, organizaciones, organizaciones e individuos" para responder a esta horrible epidemia ", dijo Inger Damon, M.D., Ph.D., quien se desempeñó como gerente de incidentes para la respuesta de los CDC al ébola durante sus primeros ocho meses. & ldquoEl personal de la CDC se desempeñó heroicamente y fue una parte integral de la respuesta de todo el gobierno de EE. UU., que involucró a muchas otras agencias y ramas del gobierno. & rdquo

Al final de la respuesta al ébola 2014-2016 de los CDC el 31 de marzo de 2016, más de 3,700 empleados de los CDC, incluidos los 158 oficiales del servicio de inteligencia sobre epidemias, habían participado en los esfuerzos de respuesta nacionales e internacionales. Hubo 2.292 despliegues totales en Guinea, Liberia y Sierra Leona y 3.544 despliegues totales en general (nacionales e internacionales) para apoyar la respuesta. Aproximadamente 1,558 socorristas de los CDC se han desplegado en Guinea, Liberia y Sierra Leona desde el inicio de la respuesta en julio de 2014 hasta el final de la respuesta a finales de marzo de 2016, incluidos 454 socorristas con despliegues repetidos. Incluso después de la desactivación de la respuesta al ébola 2014-2016 de los CDC, los CDC continúan su trabajo para comprender y combatir mejor el virus del Ébola y ayudar a Guinea, Liberia y Sierra Leona después de la epidemia de ébola 2014-2016. Actualmente, el personal de los CDC permanece en Oficinas de país de los CDC en Guinea, Liberia y Sierra Leona para ayudar a respaldar la Agenda de seguridad sanitaria mundial.

La experiencia en la respuesta a aproximadamente 20 brotes de ébola desde 1976 brindó a los CDC y a otros respondedores internacionales una comprensión de la enfermedad y cómo detener su propagación. Pero a diferencia de los brotes más breves y autolimitados, la epidemia de ébola de 2014-2016 en África occidental presentó nuevos y formidables desafíos.

"Este brote es un caso de estudio sobre por qué la Agenda de Seguridad de la Salud Global es tan importante", dijo Beth Bell, M.D., M.P.H., directora del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC & rsquos. & ldquoEn el momento en que el mundo comprendió que había un brote, ya estaba generalizado y había provocado la primera epidemia de ébola urbana del mundo, con resultados devastadores. & rdquo

Este suplemento cuenta la historia de las contribuciones de CDC & rsquos y muestra la importancia de las asociaciones entre la comunidad internacional. Algunas de las actividades clave de los CDC que se detallan en este suplemento incluyen:

  • En África Occidental
    • Establecimiento de equipos de los CDC en Guinea, Liberia y Sierra Leona que se convirtieron en oficinas de país permanentes de los CDC en apoyo de la Agenda de seguridad sanitaria mundial y respaldar los sistemas de gestión de incidentes en cada uno de los países afectados.
    • Mejorar la detección de casos y el rastreo de contactos, mantener el control de la infección en las unidades de tratamiento del ébola y los centros de atención médica en general, realizar análisis epidemiológicos detallados de las tendencias y los patrones de transmisión del Ébola.
    • Promover el uso de servicios funerarios seguros y dignos para ayudar a detener la propagación del ébola
    • Fomentar la esperanza de una solución a largo plazo para el ébola, incluido el lanzamiento del ensayo STRIVE (ensayo de Sierra Leona para introducir una vacuna contra el ébola)
    • Fortalecer las capacidades de vigilancia y respuesta en los países circundantes en riesgo, y trabajar con socios internacionales para establecer procedimientos de evaluación de riesgos de entrada y salida en las fronteras.
    • En los Estados Unidos
      • Reducir la probabilidad de propagación del ébola a través de los viajes, incluido el trabajo con funcionarios de salud federales y estatales para establecer procedimientos de evaluación de riesgos de entrada.
      • Establecer controles de entrada y monitoreo de todos los viajeros que ingresan a los EE. UU. Desde áreas afectadas por el ébola
      • Ayudar a los departamentos de salud estatales a responder a las preocupaciones nacionales sobre el ébola
      • Establecer hospitales capacitados y preparados en los Estados Unidos capaces de atender de manera segura a posibles pacientes con ébola
      • Formar equipos de respuesta de preparación rápida para el ébola (REP, por sus siglas en inglés) de los CDC que puedan brindar asistencia en un plazo de 24 horas a un centro de atención médica que atiende a un paciente con ébola.
      • Identificar y distribuir a los laboratorios de salud pública estatales y locales un ensayo de laboratorio que podría detectar de manera confiable la infección con la cepa del virus del Ébola que circula en África Occidental, y trabajar con la Administración de Alimentos y Medicamentos, el Departamento de Defensa de EE. UU. Y la Asociación de Laboratorios de Salud Pública para introducir y validar rápidamente el ensayo en laboratorios de salud pública en los Estados Unidos
      • En CDC
        • Modelar, en tiempo real, predicciones para el curso de la epidemia que ayudaron a galvanizar el apoyo internacional y generaron estimaciones sobre diversos temas relacionados con la respuesta en África Occidental y el riesgo de importación de casos a los Estados Unidos.
        • Brindar soporte logístico para la implementación de CDC más ambiciosa de la historia
        • Respaldar las necesidades de laboratorio en la sede de los CDC y rsquos en Atlanta y transferir la experiencia del laboratorio de los CDC al campo
        • Crear materiales de comunicación de riesgos diseñados para ayudar a cambiar el comportamiento, disminuir las tasas de transmisión y enfrentar el estigma en África Occidental y Estados Unidos.

        & ldquoEste brote destacó cuánto más tenemos que aprender sobre el ébola y demostró que todos los países están conectados. Un brote en un país no es solo una emergencia nacional, sino mundial. Este suplemento & rsquos revisión detallada de la epidemia de ébola 2014-2016 y la respuesta de los CDC & rsquos, con muchos socios, muestra la importancia de la preparación. Es vital que los países estén preparados para detectar y responder rápidamente a los brotes de enfermedades infecciosas, y la comunidad internacional está comprometida a aumentar esa preparación a través de la Agenda de Seguridad Sanitaria Global ”, dijo el Dr. Frieden. & ldquoA través de nuestras oficinas de país recientemente establecidas en Guinea, Liberia y Sierra Leona, los CDC continuarán ayudando a África Occidental a evitar que vuelva a ocurrir un brote de esta magnitud. & rdquo


        Vives en Alabama. Así es como vas a morir.

        Hace dos meses, escribí sobre la diversión y las trampas de los mapas virales, una característica que incluía 88 mapas simples de mi propia creación. Desde entonces, he escrito un montón de elementos breves en algunos de esos mapas, explicando cómo pueden ilustrar información excelente y ocultar detalles importantes. En un momento, dije que había terminado con estos. Bueno, no lo estaba. Aquí hay otro, sobre la muerte. ¡Disfrutar!

        Los datos utilizados para crear la siguiente tabla provienen de un informe de los CDC de 2008 que se basa en cifras de 2005. Idealmente, tendríamos más información actualizada, pero su página sobre tablas de mortalidad indica que no hay nada más reciente en el estado. causas de muerte por estado.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        El mapa de arriba, incluido en el interactivo original, mostró las causas más comunes de muerte, excluidas las enfermedades cardíacas y el cáncer. La razón de las exclusiones fue crear una mayor variación geográfica. Las enfermedades cardíacas y el cáncer, las dos principales causas de muerte en todos los estados, representan más muertes que las siguientes ocho causas de muerte combinadas

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        En estos dos primeros mapas, solo vemos cinco causas de muerte: enfermedades cardíacas, cáncer, derrames cerebrales, accidentes y enfermedades respiratorias. Inspirado por un mapa no relacionado sobre el regionalismo en las preferencias musicales, creé un mapa en el interactivo original que mostraba qué causa (en el top 10 nacional) afectó a cada estado en una tasa más desproporcionada de lo que uno esperaría según las tasas nacionales. (Medí esto usando una relación entre la tasa a nivel estatal y la tasa nacional, también conocida como el cociente de ubicación).

        Las 10 causas clasificadas por los CDC son "enfermedades del corazón" (enfermedad cardíaca), "neoplasias malignas" (cáncer), "enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores" (enfermedades respiratorias), "enfermedades cerebrovasculares" (accidente cerebrovascular), "accidentes" "Enfermedad de Alzheimer", "diabetes mellitus" (diabetes), "influenza y neumonía", "nefritis, síndrome nefrótico y nefrosis" (enfermedades renales) y "septicemia".

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Incluí este mapa porque ilustra algunas cosas que los otros dos no muestran, principalmente el regionalismo en enfermedades como la septicemia y las enfermedades renales. Pero este mapa, como muchos mapas que pretenden mostrar atributos destinados a ser "distintos" o "desproporcionados", puede ser engañoso si no se lee correctamente. Por un lado, no se pueden hacer comparaciones entre estados. Si mira este mapa, probablemente no adivinará que Utah tiene la sexta tasa de diabetes más alta del país. La diabetes resulta ser la única enfermedad que afecta a Utah de manera más desproporcionada. Luisiana tiene una tasa de mortalidad por diabetes más alta que cualquier otro estado, pero la enfermedad renal la afecta de manera aún más desproporcionada.

        Si está interesado en la variación geográfica de la causa de muerte, le recomendaría que revise los datos (ya sea en el sitio de los CDC o fácilmente organizados en este sitio). Pero también me doy cuenta de que las tablas de datos no son tan divertidas como los mapas, por lo que a continuación se muestra un intento de desglosar los números de una manera más granular pero aún visual. Por ejemplo, tome este mapa que muestra en qué estados mueren más personas por accidentes que el promedio nacional.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Cabe señalar que la tasa de cada estado se compara con el promedio nacional, no con la mediana. Por eso es posible que 30 estados tengan más muertes que el promedio nacional.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        También debe quedar claro que estos datos no están normalizados por estado. Esto significa que una causa de muerte puede ser poco común para su propio estado, pero aún más alta que el promedio nacional. Por ejemplo, una persona de Alabama muere por cada una de las 10 principales causas de muerte del país a una tasa ajustada por edad que supera el promedio nacional.

        Por el contrario, las tasas de muerte ajustadas por edad para las 10 principales causas de muerte son todas más bajas en Minnesota que a nivel nacional. Tiene sentido, entonces, que las estimaciones más recientes de los CDC tengan la esperanza de vida en Minnesota como casi cinco años más larga que en Alabama.

        A continuación se muestran mapas de las otras ocho causas principales de muerte. Los accidentes son la cuarta causa principal y la enfermedad cardíaca es la primera. El resto se presenta en orden secuencial.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.

        Fuente de datos: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Mapa de Ben Blatt /Pizarra.


        El cuenco de polvo

        Conservacion del suelo El gobierno comenzó a ofrecer alivio a los agricultores a través del New Deal del presidente Franklin D. Roosevelt. Roosevelt creía que era el deber del gobierno federal ayudar al pueblo estadounidense a superar los malos tiempos como el Dust Bowl. Durante los primeros tres meses de su presidencia, se aprobaron un flujo constante de proyectos de ley para aliviar la pobreza, reducir el desempleo y acelerar la recuperación económica. Si bien estos programas experimentales no terminaron con la Depresión, el New Deal ayudó enormemente al pueblo estadounidense al atender sus necesidades básicas y brindarles la dignidad del trabajo y la esperanza en tiempos difíciles. Hugh Hammond Bennett, quien llegó a ser conocido como "el padre de la conservación del suelo", había estado dirigiendo una campaña para reformar las prácticas agrícolas mucho antes de que Roosevelt se convirtiera en presidente. Bennett pidió & # 34. un tremendo despertar nacional a la necesidad de actuar para mejorar nuestras prácticas agrícolas. & # 34 Instó a un nuevo enfoque de la agricultura para evitar catástrofes similares. En abril de 1935, Bennett se dirigía a testificar ante un comité del Congreso sobre su campaña de conservación del suelo cuando se enteró de una tormenta de polvo que soplaba en el capitolio desde las llanuras occidentales. Por fin, creía que tendría pruebas tangibles de los resultados de las malas prácticas agrícolas. Mientras el polvo se asentaba sobre Washington y ocultaba el sol del mediodía, Bennett exclamó: "Esto, señores, es de lo que he estado hablando". El Congreso respondió aprobando la Ley de Conservación del Suelo de 1935. Además, la administración de Roosevelt puso todo su peso y autoridad detrás de la mejora de las técnicas agrícolas para evitar una recurrencia del Dust Bowl. El presidente Roosevelt ordenó que el Cuerpo de Conservación Civil plantara un enorme cinturón de más de 200 millones de árboles desde Canadá hasta Abilene, Texas, para romper el viento, retener el agua en el suelo y mantener el suelo en su lugar. La administración también comenzó a educar a los agricultores sobre la conservación del suelo y las técnicas contra la erosión, incluida la rotación de cultivos, el cultivo en franjas, el arado en curvas de nivel, las terrazas y otras prácticas agrícolas beneficiosas. En 1937, el gobierno federal inició una campaña agresiva para alentar a los jugadores de bolos de polvo a adoptar métodos de siembra y arado que conservan el suelo. El gobierno pagó a los agricultores reacios un dólar por acre para practicar uno de los nuevos métodos. Para 1938, el esfuerzo de conservación masivo había reducido la cantidad de suelo soplado en un 65 por ciento. Sin embargo, la tierra no produjo una vida digna. En el otoño de 1939, después de casi una década de suciedad y polvo, los cielos finalmente se abrieron. Con el regreso de la lluvia, los campos secos pronto dieron su trigo dorado una vez más, y tan rápido como había comenzado, el Dust Bowl terminó, afortunadamente.


        Casos de coronavirus en los EE. UU., A nivel mundial

        A continuación, encontrará mapas y gráficos de The Associated Press que muestran la cantidad de casos de coronavirus en los EE. UU. Y el mundo.

        Actualizado a las 4:26 p.m. el jueves 19 de marzo de 2020: Esta historia se ha actualizado para corregir la información inexacta proporcionada a The Colorado Sun por el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

        Actualizado a las 8:50 a.m. del domingo 22 de marzo de 2020: Esta historia se ha actualizado para corregir la información inexacta proporcionada a The Colorado Sun por el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

        Actualizado a las 4:17 p.m. el miércoles 25 de marzo de 2020: Esta historia se ha actualizado para corregir la información inexacta proporcionada a The Colorado Sun por el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado.

        The Colorado Sun no tiene un muro de pago, lo que significa que los lectores no tienen que pagar para acceder a las historias. Creemos que la información vital debe ser vista por las personas afectadas, ya sea una crisis de salud pública, informes de investigación o hacer que los legisladores rindan cuentas.

        Este informe depende con el apoyo de lectores como tú. Por solo $ 5 al mes, puede invertir en una comunidad informada.


        Derrotar a la poliomielitis, la enfermedad que paralizó a Estados Unidos

        Decenas de miles de estadounidenses, en la primera mitad del siglo XX, fueron afectados por la poliomielitis. La poliomielitis, como se la conoce, es una enfermedad que ataca el sistema nervioso central y, a menudo, deja a sus víctimas parcial o totalmente paralizadas.

        Las características distintivas de la era de la poliomielitis fueron los niños con muletas y pulmones de hierro, piscinas cerradas, teatros advirtiendo a los espectadores que no se sienten demasiado cerca unos de otros.

        El 12 de abril de 2015, celebramos el 60 aniversario de una vacuna desarrollada por Jonas Salk que previno la enfermedad y finalmente condujo a su notable declive. La introducción de esa vacuna en 1955 fue uno de los mayores avances médicos en la historia de Estados Unidos.

        Una enfermera prepara a los niños para la vacuna contra la polio como parte de las pruebas de la vacuna en toda la ciudad en estudiantes de escuelas primarias en Pittsburgh en 1954. Bettmann / CORBIS ocultar leyenda

        Una enfermera prepara a los niños para la vacuna contra la polio como parte de las pruebas de la vacuna en toda la ciudad en estudiantes de escuelas primarias en Pittsburgh en 1954.

        Piénselo: entre 1937 y 1997, Post-Polio Health International estima en una tabla, más de 457,000 personas en los EE. UU., Y cientos de miles más en todo el mundo, sufrieron alguna forma de poliomielitis. Miles y miles quedaron paralizados solo en este país.

        Dos años después del anuncio de 1955, los casos de poliomielitis en EE. UU. Cayeron entre un 85 y un 90 por ciento, informó Joe Palca de NPR.

        Pero, como suele ser el caso, las estadísticas, incluso las estadísticas dramáticas, no cuentan la historia completa. Así que escuchemos a un par de estadounidenses contemporáneos que vivieron el horror hablar sobre la enfermedad y sobre su derrota.

        David M. Oshinsky, de 70 años, es profesor de historia en la Universidad de Nueva York y director de la División de Humanidades Médicas del NYU-Langone Medical Center. Su libro, Polio: An American Story, ganó el Premio Pulitzer de Historia 2006. Walter A. Orenstein, de 67 años, es profesor de medicina, pediatría y salud global en la Universidad de Emory. También es director asociado del Centro de Vacunas Emory.

        1) ¿Cuándo fue la epidemia de polio en su peor momento en los Estados Unidos? "La poliomielitis estaba en su apogeo a principios de la década de 1950", dice Oshinsky, "justo cuando se probó la vacuna Salk y se descubrió que era 'segura, eficaz y potente'". "

        2) ¿Cómo respondió el público? ¿Qué precauciones estaba tomando la gente, qué mitos estaban circulando? "El público estaba horrible y comprensiblemente asustado por la polio", dice Oshinsky, quien creció en Queens, NY "No había prevención ni cura. Todos estaban en riesgo, especialmente los niños. No había nada que un padre pudiera hacer para proteger a la familia . Crecí en esta era. Cada verano, la polio venía como La peste. Las playas y las piscinas se cerraban, debido al temor de que el poliovirus fuera transmitido por el agua. Los niños tenían que decir lejos de las multitudes, por lo que a menudo se les prohibía la entrada a los cines , boleras y cosas por el estilo. Mi madre nos hacía a todos una 'prueba de polio' todos los días: ¿podíamos tocarnos los dedos de los pies y poner la barbilla en el pecho? Cada dolor de estómago o rigidez causaba pánico. ¿Era polio? Recuerdo la horribles fotos de niños con muletas, sillas de ruedas y pulmones de acero. Y volviendo a la escuela en septiembre para ver los pupitres vacíos donde los niños no habían regresado ".

        Una enfermera asiste a un paciente de 27 años en un pulmón de hierro en Syracuse, Nueva York, en 1954. AP ocultar leyenda

        Una enfermera asiste a un paciente de 27 años en un pulmón de hierro en Syracuse, Nueva York, en 1954.

        3) ¿Qué cambios culturales ocurrieron en Estados Unidos como resultado de los brotes de polio y como resultado de su curación? "Se difundieron rumores de que los refrescos eran los responsables, o de demasiada lluvia o calor", dice Oshinsky. "En algunos lugares, la gente dejó de manejar papel moneda y se negó a dar la mano. Pero la mayoría de la gente se movilizó para combatir la enfermedad recaudando dinero para March of Dimes, que nos prometió una vacuna protectora que nos salvó la vida. Y, al final, dio nosotros dos vacunas: la versión inyectada de virus muerto de Jonas Salk y la versión oral de virus vivo de Albert Sabin ".

        4) ¿En qué se diferenciaba el país antes y después de las amenazas de la polio? "La noticia de que la vacuna Salk tuvo éxito desencadenó una de las mayores celebraciones en la historia moderna de Estados Unidos", recuerda Oshinsky. "La fecha fue el 12 de abril de 1955; el anuncio vino de Ann Arbor, Michigan. Las campanas de la iglesia sonaron, los silbatos de las fábricas sonaron. La gente salió corriendo a las calles llorando. El presidente Eisenhower invitó a Jonas Salk a la Casa Blanca, donde se atragantó mientras agradecía a Salk por salvar a los niños del mundo: un momento icónico, el colmo de la fe de Estados Unidos en la investigación y la ciencia. Las vacunas se convirtieron en una parte natural de la atención pediátrica ".

        5) ¿Cuándo y cuál fue el proceso para Jonas Salk y su vacuna y cuándo fue su momento ah-ha? "El 'Momento Eureka' de Salk se produjo cuando se dio cuenta de que su vacuna de virus muerto producía altos niveles de anticuerpos en los niños, luego de una serie de experimentos a principios de la década de 1950", dice Oshinsky. "Y su vacuna fue validada en 1955, luego del mayor experimento de salud pública en la historia de Estados Unidos, en el que participaron cerca de 2 millones de niños en edad escolar, algunos recibieron la vacuna real y otros un placebo similar. Se necesitaron un año para tabular los resultados, que fueron extraordinarios ".

        6) ¿Qué aportó Albert Sabin a la erradicación de la enfermedad? "Sabin no pudo probar su vacuna oral de virus vivo en los EE. UU. Porque muchos niños ya estaban vacunados con la vacuna Salk", explica Oshinky. "Entonces, en una de las grandes historias de la era de la Guerra Fría, se le permitió ir a la Unión Soviética y Europa del Este para hacer pruebas allí. Se alinearon cerca de 70 millones de niños, las glorias de los estados policiales represivos, y los resultados fueron fantásticos. La vacuna Sabin fue extremadamente efectiva, dando al mundo dos excelentes vacunas contra la poliomielitis ".

        7) ¿Cuáles son las posibilidades de que la poliomielitis regrese a los EE. UU. O de que algo tan grave alcance niveles epidémicos tan críticos? "Las posibilidades de que la poliomielitis regrese a Estados Unidos son escasas, aunque no nulas", dice Walter A. Orenstein. "La razón principal es la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Polio (GPEI). Cuando comenzó en 1988, se estimaba que había 350.000 personas paralizadas por la poliomielitis solo en ese año. En contraste, en 2014, solo hubo 359 casos, más de 99 reducción porcentual. En 1988, había 125 países considerados endémicos de poliomielitis. En otras palabras, estos países tenían una circulación continua de poliovirus. En 2014, solo tres países se consideran endémicos: Pakistán, Afganistán y Nigeria. El riesgo es no lograr la erradicación completa y, lo que es peor, un retroceso de los esfuerzos para contener el virus, en cuyo caso probablemente habría un resurgimiento mundial. Trabajar en asociación con la GPEI es la mejor manera de eliminar el riesgo de regreso de la poliomielitis a los EE. UU. "

        Dr. Albert B. Sabin (derecha) y Dr. Jonas Salk en Washington en 1955. Henry Griffin / AP ocultar leyenda

        Dr. Albert B. Sabin (derecha) y Dr. Jonas Salk en Washington en 1955.

        8) ¿Cómo podemos prevenirlo? "Mientras los poliovirus circulen en cualquier lugar", dice Orenstein, "existe la posibilidad de que el virus se pueda exportar a los Estados Unidos. La mejor manera de reducir ese riesgo es asegurar que nuestra población esté completamente inmunizada de acuerdo con las recomendaciones de los Centros para las Enfermedades". Control del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización y, además, los viajeros a zonas donde la poliomielitis es endémica o epidémica deben recibir al menos una dosis adicional de vacuna. Los residentes a largo plazo de los "países exportadores de poliomielitis", es decir, los países que han exportado poliovirus en los últimos tiempos. años - deben recibir una dosis de la vacuna contra la polio al menos cuatro semanas antes de viajar fuera del país y no más de 12 meses antes de viajar ".

        9) ¿Cómo trató Jonas Salk, y otros creadores de vacunas, a las personas que no creían en la vacuna? "Durante el período en que Jonas Salk desarrolló la vacuna antipoliomielítica inactivada, o IPV, no hubo mucha oposición a las vacunas", dice Orenstein, quien creció en el Bronx. "La gente estaba realmente asustada por la poliomielitis y las epidemias anuales, que a principios de la década de 1950 paralizaban a más de 15.000 personas cada año en los EE. UU., La VPI se consideraba un milagro. Recuerdo que estaba en segundo grado cuando se autorizó la vacuna contra la poliomielitis de Salk y hubo to be a vaccination campaign in my school. I was none too thrilled about getting 'a shot' for something I knew nothing about. I remember my mother saying to me 'Better you should cry, than I should cry.' That's how much appreciated the vaccine was."

        Children's Health

        Salk Polio Vaccine Conquered Terrifying Disease

        Salud

        Polio Pioneer Helps Survivors Hold On To Strength

        These days, Orenstein says, "Vaccines are in a sense victims of their own success. Diseases which caused so much fear years ago cause little fear today because today's parents have never seen such cases. They are artifacts of history to them. But because all of the infections prevented by vaccines still circulate somewhere in the world, there is the potential of major resurgences should the pathogens be reintroduced into populations with low vaccination coverage."

        He adds: "It is incumbent for all of us who know something about vaccines to better educate our population regarding the risks of vaccine-preventable diseases, the benefits of the vaccines which prevent them, the risks of the vaccines and how they compare with the benefits, and the system in place to assure the vaccines we use are safe and effective."


        Unless you are fully vaccinated, we recommend that you wear a mask in public indoor spaces.

        Power the Comeback: Business Pledge

        The state of Colorado is asking businesses to help Power the Comeback this summer by supporting employees who want to be vaccinated and promoting policies for COVID-safe workplaces.

        Ta ke the pledge.
        Schedule a vaccine event for your employees or customers/patrons.
        Share Power the Comeback messages.
        Schedule a vaccine event.

        Public health and executive orders

        Keep up with the latest public health and executive orders.

        Best practices for businesses

        These guidelines and tools are meant to ensure that businesses can stay open while also protecting customers and employees.

        Viaje

        We ask all visitors to respect the wishes, public health guidelines, and capacity of our local destinations.

        COVID-19 basics

        These resources are intended to help you make informed decisions as you navigate the pandemic.


        How Did The Black Plague End?

        Europe saw the worst of the Black Plague for nearly 10 years before the disease began to subside, yet it still returned every decade or so up until the 18th century. It was never quite as deadly as it was in the 14th century.

        The Great Plague of London in 1665 is often considered the last major outbreak of the disease, though there are reports of the disease in Western Europe as late as 1721. Also, the Black Plague did continue to infect Russia and the Ottoman Empire well into the 19th century.

        To this day, nobody knows exactly why or how the Black Death finally came to an end, but experts have a few compelling theories.

        Some experts posit that the biggest possible reason for the plague’s disappearance was simply modernization.

        People previously thought that the plague was divine punishment for their sins which often led to ineffective remedies that were grounded in mysticism. Alternatively, devout worshippers who did not want to go against “God’s will” stood idly by as the disease swept their homes.

        But with advancements in medical science and a better understanding of bacterial diseases, there emerged new treatments.

        Wikimedia Commons Thhis map illustrates the spread of the Black Death.

        Indeed, the plague became an impetus for significant developments in medicine and public health regulation. Scientists of the time turned to dissection, the study of blood circulation, and sanitation to find ways to combat the spread of the disease.

        The phrase “quarantine,” in fact, was coined during the outbreak of the Black Plague in Venice in the early 15th century. Historically, however, the policy was only first implemented by the Republic of Ragusa (present-day Dubrovnik in Croatia) in 1377, when the city shuttered its borders for 30 days.

        Others suggest that the plague subsided due to the genetic evolution of human bodies and bacteria itself.

        The reality, though, is that there is still much to be learned about the Black Plague and how it finally subsided.


        Leaf Scorch on Maple Trees

        Japanese maples in particular, but other maples too, especially when young, can suddenly have the leaves dry out, first around the edges and sometimes the whole leaf. This is not a disease but the result of too much sun, often combined with lack of water. This will usually be seen during a long hot and dry spell, so remember to keep your tree well-watered when the hot weather arrives. If you have a Japanese maple that regularly dries up like this in the summer, despite watering it well, you might consider moving the tree into a shadier part of the garden. This is easily done during the winter while the tree is dormant. Dig it up with plenty of soil and water it thoroughly in its new location.

        It might look like maple trees have a lot of problems, but really they are usually healthy and among the best choices you can make for your garden. If you watch out for diseases and know how serious they may or may not be, you will enjoy your tree for many years.

        Popular Maple Trees


        The World Changed Its Approach to Health After the 1918 Flu. Will It After The COVID-19 Outbreak?

        A s the world grapples with a global health emergency that is COVID-19, many are drawing parallels with a pandemic of another infectious disease &ndash influenza &ndash that took the world by storm just over 100 years ago. We should hope against hope that this one isn&rsquot as bad, but the 1918 flu had momentous long-term consequences &ndash not least for the way countries deliver healthcare. Could COVID-19 do the same?

        The 1918 flu pandemic claimed at least 50 million lives, or 2.5 per cent of the global population, according to current estimates. It washed over the world in three waves. A relatively mild wave in the early months of 1918 was followed by a far more lethal second wave that erupted in late August. That receded towards the end of the year, only to be reprised in the early months of 1919 by a third and final wave that was intermediate in severity between the other two. The vast majority of the deaths occurred in the 13 weeks between mid-September and mid-December 1918. It was a veritable tidal wave of death &ndash the worst since the Black Death of the 14th-century &ndash and possibly in all of human history.

        Flu and COVID-19 are different diseases, but they have certain things in common. They are both respiratory diseases, spread on the breath and hands as well as, to some extent, via surfaces. Both are caused by viruses, and both are highly contagious. COVID-19 kills a considerably higher proportion of those it infects, than seasonal flu, but it&rsquos not yet clear how it measures up, in terms of lethality, to pandemic flu &ndash the kind that caused the 1918 disaster. Both are what are known as &ldquocrowd diseases&rdquo, spreading most easily when people are packed together at high densities &ndash in favelas, for example, or trenches. This is one reason historians agree that the 1918 pandemic hastened the end of the First World War, since both sides lost so many troops to the disease in the final months of the conflict &ndash a silver lining, of sorts.

        Crowd diseases exacerbate human inequities. Though everyone is susceptible, more or less, those who live in crowded and sub-standard accommodation are more susceptible than most. Malnutrition, overwork and underlying conditions can compromise a person&rsquos immune deficiencies. If, on top of everything else, they don&rsquot have access to good-quality healthcare, they become even more susceptible. Today as in 1918, these disadvantages often coincide, meaning that the poor, the working classes and those living in less developed countries tend to suffer worst in an epidemic. To illustrate that, an estimated 18 million Indians died during the 1918 flu &ndash the highest death toll of any country, in absolute numbers, and the equivalent of the worldwide death toll of the First World War.

        Keep up to date with our daily coronavirus newsletter by clicking here.

        In 1918, the explanation for these inequities was different. Eugenics was then a mainstream view, and privileged elites looked down on workers and the poor as inferior categories of human being, who lacked the drive to achieve a better standard of living. If they sickened and died from typhus, cholera and other crowd diseases, the reasons were inherent to them, rather than to be found in their often abysmal living conditions. In the context of an epidemic, public health generally referred to a suite of measures designed to protect those elites from the contaminating influence of the diseased underclasses. When bubonic plague broke out in India in 1896, for example, the British colonial authorities instigated a brutal public health campaign that involved disinfecting, fumigating and sometimes burning indigenous Indian homes to the ground. Initially, at least, they refused to believe that the disease was spread by rat fleas. If they had, they would have realized that a better strategy might have been to inspect imported merchandise rather than people, and to de-rat buildings rather than disinfect them.

        Healthcare was much more fragmented then, too. In industrialized countries, most doctors either worked for themselves or were funded by charities or religious institutions, and many people had no access to them at all. Virus was a relatively new concept in 1918, and when the flu arrived medics were almost helpless. They had no reliable diagnostic test, no effective vaccine, no antiviral drugs and no antibiotics &ndash which might have treated the bacterial complications of the flu that killed most of its victims, in the form of pneumonia. Public health measures &ndash especially social distancing measures such as quarantine that we&rsquore employing again today &ndash could be effective, but they were often implemented too late, because flu was not a reportable disease in 1918. This meant that doctors weren&rsquot obliged to report cases to the authorities, which in turn meant that those authorities failed to see the pandemic coming.

        The lesson that health authorities took away from the 1918 catastrophe was that it was no longer reasonable to blame individuals for catching an infectious disease, nor to treat them in isolation. The 1920s saw many governments embracing the concept of socialized medicine &ndash healthcare for all, free at the point of delivery. Russia was the first country to put in place a centralized public healthcare system, which it funded via a state-run insurance scheme, but Germany, France and the UK eventually followed suit. The U.S. took a different route, preferring employer-based insurance schemes &ndash which began to proliferate from the 1930s on &ndash but all of these nations took steps to consolidate healthcare, and to expand access to it, in the post-flu years.

        Many countries also created or revamped health ministries in the 1920s. This was a direct result of the pandemic, during which public health leaders had been either left out of cabinet meetings entirely, or reduced to pleading for funds and powers from other departments. Countries also recognized the need to coordinate public health at the international level, since clearly, contagious diseases didn&rsquot respect borders. 1919 saw the opening, in Vienna, Austria, of an international bureau for fighting epidemics &ndash a forerunner, along with the health branch of the short-lived League of Nations, of today&rsquos World Health Organization (WHO).

        A hundred years on from the 1918 flu, the WHO is offering a global response to a global threat. But the WHO is underfunded by its member nations, many of which have ignored its recommendations &ndash including the one not to close borders. COVID-19 has arrived at a time when European nations are debating whether their healthcare systems, now creaking under the strain of larger, aging populations, are still fit for purpose, and when the US is debating just how universal its system really is.


        Ver el vídeo: Ella Encontró Una Sirena Real..Y No Creerás Lo Que Ocurrió Después..