Desentrañar la alfabetización de los faraones egipcios

Desentrañar la alfabetización de los faraones egipcios



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Es bien sabido que solo alrededor del uno por ciento de los antiguos egipcios dominaba el difícil arte de leer y escribir jeroglíficos. Pero hay poca información sobre la educación de los niños reales y cuántos de los poderosos gobernantes de Egipto aprendieron esta importante habilidad. Investigadores de la Universidad Adam Mickiewicz en Polonia han examinado textos antiguos para encontrar pistas sobre la alfabetización de los gobernantes dinásticos de Egipto.

La más famosa de todas las escrituras egipcias antiguas es el jeroglífico. Sin embargo, a lo largo de tres mil años de la antigua civilización egipcia, al menos otras tres escrituras (hierático, demótico y más tarde copto) se utilizaron para diferentes propósitos. Usando estas escrituras, los escribas pudieron preservar las creencias, la historia y las ideas del antiguo Egipto en las paredes de los templos y tumbas y en los rollos de papiro.

De izquierda a derecha, ejemplos de escritura hierática, demótica y copta. Fuente de la foto: Wikimedia

“Para los documentos administrativos y los textos literarios, los antiguos egipcios usaban principalmente hierático, que era una forma simplificada de escritura utilizada desde el Reino Antiguo, la época de los constructores de las pirámides en el tercer milenio antes de Cristo. A mediados del primer milenio antes de Cristo, apareció un demótico aún más simplificado ", dijo Filip Taterka, egiptólogo y estudiante de doctorado en el Instituto de Prehistoria de la Universidad Adam Mickiewicz.

La escritura en el Antiguo Egipto, tanto jeroglífica como hierática, apareció por primera vez a finales del cuarto milenio antes de Cristo, durante la última fase del Egipto predinástico. Los egipcios llamaban a sus jeroglíficos "palabras de dios" y reservaban su uso para propósitos exaltados, como comunicarse con divinidades y espíritus de los muertos a través de textos funerarios. Cada palabra jeroglífica representaba un objeto específico y encarnaba la esencia de ese objeto, reconociéndolo como hecho divinamente y perteneciente al cosmos mayor.

En el Reino Antiguo (2600 - 2200 a. C.), las obras literarias incluían textos funerarios, epístolas y cartas, himnos y poemas, y textos autobiográficos conmemorativos que relatan las carreras de destacados funcionarios administrativos. No fue hasta principios del Reino Medio (2100 - 1700 a. C.) que se creó una literatura narrativa egipcia. Se cree que esto ha sido el resultado del surgimiento de una clase intelectual de escribas y del acceso generalizado a los materiales escritos. Sin embargo, la tasa general de alfabetización seguía siendo solo alrededor del uno por ciento de toda la población. La creación de literatura fue, por tanto, un ejercicio de élite, monopolizado por una clase de escribas adscrita a las oficinas gubernamentales y la corte real del faraón gobernante.

El escriba sentado, una estatua de Saqqarah fechada entre el 2600 y el 2350 a. C. Fuente de la foto: Wikimedia

Según Taterka, la evidencia sugiere que a los niños de la realeza egipcia se les enseñó el hierático, una forma simplificada y cursiva de los jeroglíficos egipcios, mientras que los jeroglíficos clásicos probablemente estaban reservados para los niños que ingresarían al sacerdocio y para el futuro heredero del trono.

"Fuentes relativamente tardías sugieren que incluso uno de los primeros gobernantes de Egipto, Aha, dominó la habilidad de escribir. Se creía que era autor de algunos tratados médicos, aunque la confiabilidad de este informe es, por supuesto, discutible", dijo. Sr. Taterka.

El investigador encontró numerosas referencias a las habilidades del faraón para escribir en los textos de las pirámides, y evidencia arqueológica, como instrumentos de escritura que muestran rastros de uso encontrados en la tumba de Tutankamón, respaldan aún más la creencia de que los gobernantes reales sabían leer y escribir.

"El texto egipcio más famoso que habla de la alfabetización real es la Profecía de Neferti. Es una historia sobre el primer rey de la cuarta dinastía, Sneferu. En la historia, el gobernante escribe las palabras de Neferti, el sabio de El papiro de Easton. Aunque esta historia no puede ser tratada como prueba de la alfabetización del propio Sneferu, ya que fue creada mil años después de su reinado, muestra claramente que al menos en la época de la XII dinastía, los egipcios podían imaginar tal una situación ", dijo el Sr. Taterka.

El investigador explicó que el conocimiento de los jeroglíficos era necesario para cumplir con los deberes reales del faraón, que incluían rituales religiosos, durante los cuales el gobernante recitaba textos sagrados. El gobernante era el único intermediario entre los dioses y los humanos y a menudo se lo identificaba con el dios Thoth, el inventor de los jeroglíficos.

Si bien puede parecer una conclusión obvia que la élite sabía leer y escribir jeroglíficos, no sucedió lo mismo en otras civilizaciones. Según Taterka, la mayoría de la realeza de Mesopotamia no dominaba la escritura cuneiforme, lo que puede deberse al hecho de que era mucho más difícil de dominar.

Imagen de portada: Foto de una sección en relieve de jeroglíficos en el gran templo de Ramsés II en Abu Simbel. Fuente de la foto: Wikimedia


Calzado egipcio

Durante más de la mitad de la historia registrada del antiguo Egipto, casi no hay registro del uso de calzado. La principal fuente de evidencia para este período, las historias pictóricas encontradas en las tumbas conocidas como jeroglíficos, mostraban a todas las clases de personas, desde el faraón gobernante (rey o reina), hasta el trabajador humilde, andando descalzo. Esto puede no significar que la gente nunca haya usado alguna protección para los pies, pero parece indicar que el calzado era de muy poca importancia.

Los historiadores no están seguros de por qué se introdujeron repentinamente las sandalias, pero, a partir del comienzo del período del Imperio Nuevo de la historia egipcia, aproximadamente en el 1500 a.C., las sandalias comenzaron a aparecer repentinamente en los jeroglíficos que representan escenas de la vida egipcia. Los egipcios habían desarrollado habilidades avanzadas de fabricación de calzado para su época, y crearon sandalias tejidas con cañas o cuero que eran bastante similares en diseño a muchas sandalias modernas.

Aunque el diseño de las sandalias egipcias era simple, los ricos aún encontraban formas de adornarlas. Algunos tenían hebillas en las correas hechas de metales preciosos, mientras que otros tenían joyas incrustadas en las suelas tejidas. Algunos diseños de sandalias habían levantado los dedos del pie, probablemente para mantener la arena fuera del zapato mientras el usuario caminaba.

Hay muy poca evidencia del uso de zapatos cubiertos en el antiguo Egipto. Los pocos que se han encontrado fueron tejidos con fibra de palma y pasto. Estos zapatos parecen haber sido posesiones preciadas. A veces, los viajeros se quitaban los zapatos para mantenerlos a salvo mientras estaban en la carretera y luego se los volvían a poner al final del viaje. Se han encontrado otros zapatos en las tumbas, lo que indica que eran elementos importantes para la persona muerta.


José en la historia del Antiguo Egipto

Es bastante sorprendente cómo los historiadores y arqueólogos se las han arreglado para & # 8220 explicar & # 8221 las evidencias que validan el relato bíblico. Los mitos y leyendas derivados de eventos reales de los tiempos bíblicos se encuentran en todo el mundo, como la multitud de historias de & # 8220flood & # 8221, pero para el incrédulo, estas solo & # 8220 prueban & # 8221 que la Biblia fue influenciada por estos mitos. El hecho es que estos mitos son corrupciones satánicas de la verdad, diseñadas por Satanás para convencer al hombre de que, en su propia inteligencia, es más inteligente que Dios. Y, en última instancia, este tipo de pensamiento lleva a una persona a negar por completo la existencia de Dios y la verdad de la Biblia.
Sin embargo, a nadie parece parecerle extraño que todas las civilizaciones conocidas hayan tenido algún tipo de sistema religioso. Si no hay Dios, ¿de dónde vino esta idea de & # 8220 religión y dioses & # 8221? Provino de las verdades originales conocidas por la familia original de Noé posterior al diluvio. Y los hechos son que las evidencias encontradas validan el relato bíblico, no los mitos y leyendas. Pero siempre habrá quienes simplemente no verán.

Algunas de estas grandes evidencias se relacionan con la historia de José en el antiguo Egipto. Las inscripciones en un monumento a Horemheb, un faraón varios años después del Éxodo, proporcionan evidencia de la historia de José & # 8217s faraón & # 8217s invitación a Jacob & # 8217s familia de venir a Egipto y vivir. Habla de una comunidad de pastores del & # 8220norte & # 8221 pidiendo a Egipto que les permitiera pastar su ganado & # 8220 como era la costumbre del padre de sus padres desde el principio & # 8221.

También hay una imagen en la tumba de Tehuti-hetep en Bersheh que tiene una imagen de una manada de ganado sirio entrando en Egipto con la inscripción: & # 8220 Una vez que pisaste las arenas sirias. Ahora, aquí en Egipto, te alimentarás en verdes pastos. (Luz del pasado antiguo, por Jack Finegan.)

Las evidencias que son paralelas a la historia de José con más detalle son el tema central de este boletín. Pero primero, debemos preparar el escenario. Según nuestra cronología, tomada del registro bíblico, el diluvio ocurrió aproximadamente en el 2348 a. C. Abraham salió de Harán alrededor de 1921 a. C., unos 427 años después.

Poco después de esto (no sabemos exactamente qué tan pronto) él y Sara fueron a Egipto debido a una hambruna en Canaán. El relato bíblico es extremadamente breve sobre el tema de la visita de Abraham a Egipto (Génesis 12: 10-20), pero sabemos que Abraham engañó al faraón acerca de quién era Sara; él le dijo que era su hermana. Esto era parcialmente cierto ya que ella era su media hermana, pero también era su esposa.

El faraón, por su belleza, la llevó a su palacio. (Génesis 12: 12-15). El rey pagó bien a Abraham por Sara (versículo 16), pero Dios intervino y provocó que algunos tipos de plagas cayeran sobre el faraón. (versículo 17). Cuando el faraón descubrió la causa de estas infracciones, pidió cuentas a Abraham y le preguntó por qué le había mentido acerca de Sara. (versículo 18, 19). Luego ordenó a sus hombres que escoltaran a Abraham y su séquito fuera de Egipto. (versículo 20). Egipto en este tiempo ya era una nación rica, porque fue en este tiempo cuando Abraham se hizo rico en ganado, oro y plata, que le fueron entregados como pago por Sara. (Génesis 13: 1, 2).

Y hay buena evidencia de que fue en este momento cuando se instituyó la regulación que prohíbe a los egipcios comer, beber o confraternizar con pastores extranjeros. (Génesis 46:34). Josefo relata que Abraham fue responsable de llevar el conocimiento de la aritmética y la astronomía a los egipcios, lo que también puede ser cierto. Creemos que la época de la visita de Abraham a Egipto fue a principios de la Primera Dinastía. Serían unos 200 años después cuando José sería elevado a su alta posición en Egipto, solo superado por el faraón. Y en la III Dinastía, aparece en escena un individuo más increíble en los registros antiguos: un hombre llamado & # 8220Imhotep & # 8221.

Durante muchos años, los egiptólogos habían dudado de que Imhotep hubiera sido una persona real; les resultaba bastante difícil creer los diversos logros que se le atribuían en los relatos escritos más de mil años después de que se suponía que había vivido.

A veces, Imhotep ha sido llamado el & # 8220Leonardo da Vinci & # 8221 del antiguo Egipto, pero en realidad era más que eso. Da Vinci se ganó la reputación de un genio: Imhotep finalmente fue elevado a la categoría de dios.

En la larga lista de & # 8220 dioses & # 8221 de Egipto, muy pocos vivieron alguna vez entre ellos. Imhotep lo era. Manetón escribió que & # 8220 durante su reinado [Zoser de la III Dinastía] vivió Imouthes [es decir, Imhotep], quien, debido a su habilidad médica, tiene la reputación de Asclepio [el dios griego de la medicina] entre los egipcios y quien fue el inventor del arte de construir con piedra labrada. & # 8221 Fue esta afirmación la que hizo que los especialistas dudaran de la existencia de un hombre real llamado Imhotep. Pero en 1926, la cuestión se resolvió de una vez por todas: Imhotep era un hombre de verdad.

Cuando se llevaron a cabo excavaciones en la pirámide escalonada en Sakkara, se encontraron fragmentos de una estatua del faraón Djoser.

La base estaba inscrita con los nombres de Djoser y de & # 8220 Imhotep, Canciller del Rey del Bajo Egipto, Jefe del Rey, Administrador del Gran Palacio, Señor Hereditario, Sumo Sacerdote de Heliópolis, Imhotep el Constructor, el Escultor, el Fabricante de jarrones de piedra & # 8230 & # 8221.

¿Encaja esto con lo que sabemos de José? La Biblia es bastante clara sobre su alto rango bajo el faraón:

GEN 41:40 Tú estarás al frente de mi casa, y según tu palabra todo mi pueblo será gobernado; sólo en el trono seré yo mayor que tú. 43 Y lo hizo montar en el segundo carro que tenía y clamaron delante de él: Dobla la rodilla; y lo hizo gobernador de toda la tierra de Egipto. 44 Y Faraón dijo a José: Yo soy Faraón, y sin ti nadie alzará su mano ni su pie en toda la tierra de Egipto.

De hecho, parece que José fue la primera persona a la que un faraón le otorgó tal honor, lo cual está confirmado por evidencias en Egipto. Si este hombre, Imhotep, era José, seguramente debe haber alguna evidencia que lo vincule con el relato bíblico. Echemos un vistazo a & # 8217s & # 8230

Inscripción de la hambruna de 7 años
La posición principal de Joseph era la de primer ministro e Imhotep parece ser el primero que podía presumir de una autoridad tan amplia en el antiguo Egipto. Hay registros de muchos, muchos visires a lo largo de la historia egipcia, pero la primera evidencia que conecta a Imhotep con José es una inscripción asombrosa encontrada tallada en una gran roca en la isla de Sihiel, justo debajo de la Primera Catarata del Nilo.

Esta inscripción afirma ser una copia de un documento escrito por Djoser en el año 18 de su reinado, y esta copia se escribió más de 1.000 años después de los eventos que afirma relatar. Continúa contando de 7 años de hambruna y 7 años de abundancia. Miremos algunos pasajes de esta inscripción y compárelos con el relato bíblico, teniendo en cuenta que esto fue escrito un milenio después de los eventos que dice estar describiendo:

1. Comienza con la gran angustia del faraón: & # 8220 Estaba angustiado en el Gran Trono & # 8230 & # 8221

GEN 41: 8 Y sucedió que por la mañana se turbó su espíritu

2. En la inscripción, el faraón está preocupado por una hambruna y le pregunta a Imhotep quién es el dios del Nilo, para que pueda acercarse a él sobre la sequía: & # 8220 & # 8230 Le pregunté quién era el chambelán, & # 8230Imhotep, el hijo de Ptah & # 8230 `¿Cuál es el lugar de nacimiento del Nilo? ¿Quién es el dios ahí? ¿Quién es el dios? '& # 8221 Imhotep responde: & # 8220 Necesito la guía de Aquel que preside la red de caza, & # 8230 & # 8221

GEN 41:16 Y respondió José a Faraón, diciendo: No está en mí; Dios dará a Faraón respuesta de paz. En el texto egipcio, Imhotep se denomina & # 8220 el hijo de Ptah & # 8221, que era el dios egipcio conocido como el & # 8220 creador & # 8221 de todo lo demás, incluidos los demás dioses.

3. En la inscripción, Imhotep responde al faraón sobre el dios del Nilo y le dice dónde vive. En la Biblia, José interpreta el sueño de los faraones. Pero, lo siguiente en la inscripción dice que cuando el rey dormía, el dios del Nilo Khnum, se le reveló en un sueño y le prometió que el Nilo derramaría sus aguas y la tierra rendiría abundantemente durante 7 años, después de 7 años. sequía. Este pasaje refleja el hecho de un sueño del faraón de 7 años de abundancia y 7 años de hambruna, aunque al revés.

4. La inscripción continúa registrando la promesa de Djoser al dios del Nilo, Khnum, en la que la gente debía pagar una décima parte de todo, excepto los sacerdotes de la & # 8220 casa del dios & # 8221, que estaría exento.

GEN 47:26 Y José puso por ley sobre la tierra de Egipto hasta el día de hoy, que Faraón tendría la quinta parte, excepto la tierra de los sacerdotes solamente, que no llegó a ser Faraón & # 8217s.

Así que aquí tenemos una inscripción que cuenta la historia del faraón Djoser pidiendo a su visir, Imhotep, que lo ayude con el problema de una gran hambruna de 7 años. Imhotep le dice que debe consultar al dios porque la respuesta no está en él. Entonces, el faraón sueña un sueño que predice el evento.

A continuación, siguen los 7 años de abundancia, lo cual es inverso al relato bíblico.

El faraón aplica un impuesto del 10% a toda la población excepto al sacerdocio. El relato bíblico habla de un impuesto de 1/5, o 20%, con el sacerdocio exento. Todos los componentes del relato bíblico están presentes en esta inscripción, excepto que la historia ha sido & # 8220Egyptianized & # 8221 para ajustarse a sus creencias religiosas.

Se cree que esta inscripción fue escrita durante el siglo II a. C. por los sacerdotes de Khnum con el propósito de justificar su reclamo de algunos privilegios territoriales. Parte de la inscripción dice que el faraón dedicó parte de la tierra y los impuestos al dios.

Pero, esta no es & # 8217t la única inscripción con este & # 8220tale & # 8221- hay una inscripción similar en la Isla de Filae, solo que esta tiene a los sacerdotes de Isis declarando que Djoser hizo el mismo regalo a su dios con el mismo propósito. . Así como la historia del diluvio se encuentra en casi todas las culturas antiguas, pero está distorsionada para ajustarse a sus propios propósitos y dioses, aquí encontramos la historia de José, solo que está distorsionada para ajustarse a las necesidades de los sacerdotes de los diversos dioses al fundamentar sus reclamos sobre ciertas tierras.

& # 8220 Imhotep, la Voz de Dios, Im (YO SOY) & # 8221
El nombre, Imhotep, en egipcio antiguo se traduce como & # 8220la voz (o boca) de Im & # 8221; sin embargo, no hay registro de un dios en Egipto llamado & # 8220Im & # 8221. Pero, todos conocemos al Dios, & # 8220 SOY & # 8221:

EXO 3:14 Y Dios dijo a Moisés: YO SOY EL QUE SOY; y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a ti.

JUAN 8:58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.

Dios le dijo a Moisés que le dijera al faraón que & # 8220 YO SOY & # 8221 lo había enviado porque & # 8220 YO SOY & # 8221 era el nombre por el cual los egipcios habían conocido a José & # 8217 al Dios. ¿Podría & # 8220Im & # 8221 haber sido & # 8220I AM & # 8221?

El nombre que la Biblia dice que le fue dado a José por el faraón, & # 8220Zaphenath-paneah & # 8221, ha sido traducido por algunos en el sentido de & # 8220 el Dios vive, el Dios habla & # 8221. Dado que no entendemos completamente el significado del egipcio & # 8220hotep & # 8221, es muy posible que la traducción de Imhotep (& # 8220 La voz del YO SOY) sea idéntica al nombre bíblico de José (& # 8220 el Dios vive el Dios habla).

Imhotep, el médico
Imhotep es el médico más antiguo cuyos registros históricos sobreviven, y aunque no se menciona a José como médico, la Biblia da una pista muy importante al respecto:

GEN 50: 2 Y mandó José a sus siervos los médicos que embalsamaran a su padre; y los médicos embalsamaron a Israel. Aquí, se dice específicamente que los médicos están bajo el mando de José.

Pero más tarde, cuando Imhotep se estableció como el & # 8220 dios de la curación & # 8221, es la forma en que curó lo que lo vincula directamente con José. Los escritos griegos antiguos mencionan un gran santuario en Memphis donde la gente venía de todas partes para buscar curaciones de Imhotep. Le rezarían, harían ofrendas y luego pasarían la noche en este santuario, que era una especie de Lourdes del antiguo Egipto.Mientras dormía, se decía que el dios Imhotep venía a las personas en sus sueños y las curaba. ¿Existe una conexión entre José y los sueños?

GEN 37: 8 Y sus hermanos le dijeron: ¿Verdaderamente reinarás sobre nosotros? ¿O en verdad te enseñorearás de nosotros? Y lo odiaban aún más por sus sueños y por sus palabras.

Recuerde, fue el sueño de José sobre él y sus hermanos atando gavillas (sus gavillas se levantaron y se inclinaron ante la suya) esa fue una de las causas de su gran envidia hacia él.

GEN 37:20 Ven, pues, ahora, y matémoslo y echémoslo en una cisterna, y diremos: Alguna mala bestia lo devoró; y veremos qué será de sus sueños.

La sabiduría de Imhotep
El relato bíblico también habla de la sabiduría de José: GEN 41:39 Y el faraón dijo a José: Por cuanto Dios te ha mostrado todo esto, no hay nadie tan prudente y sabio como tú.

Nuevamente, la evidencia apunta a Imhotep. Imhotep también fue venerado por su sabiduría. En varias inscripciones de tiempos muy posteriores, se hace referencia a las & # 8220palabras de Imhotep & # 8221. Por ejemplo, en & # 8220Song from the Tomb of King Intef & # 8221, leemos:

& # 8220 He escuchado las palabras de Imhotep y Hardedef & # 8230 & # 8221,

y continúa explicando que sus & # 8220sayings & # 8221 fueron recitados en su día. Hasta la fecha, no se ha encontrado nada de las obras de Imhotep & # 8217, sin embargo, hay varias obras de & # 8220 sabios dichos & # 8221 atribuidas a un & # 8220Ptahotep & # 8221, que solo es conocido como visir de un rey de la quinta dinastía.

Sin embargo, hay 5 & # 8220Ptahoteps & # 8221 conocidos, todos visires de faraones de la quinta dinastía, todos sacerdotes de Heliópolis, o & # 8220On & # 8221. La evidencia parece indicar que después de Imhotep, la tendencia entre los visires se inspiró en él, y estos visires posteriores se atribuyeron el mérito de los hechos reales de Imhotep y sus escritos, una práctica por la que los egipcios, entre otros, eran notorios.

Ahora, supongamos por un momento que José escribió una colección de dichos sabios, por supuesto, inspirados por Dios. Debido a su gran favor con el rey, estos llegaron a ser venerados por los escribas y el pueblo. Su fama como sabio se extendió por todo Egipto y se convirtió en el estándar de la sabiduría. Sabemos que su sabiduría vino del verdadero Dios de Abraham. ¿No se esperaría que José transmitiera su sabiduría de Dios a quienes lo rodean? De hecho, la Biblia dice que lo hizo:

SAL 105: 17 Envió delante de ellos a un hombre, a José, que fue vendido por siervo: & # 823020 El rey envió y lo soltó hasta el gobernante del pueblo, y lo dejó ir libre. 21 Lo nombró señor de su casa y gobernador de todos sus bienes: 22 Para enseñar sabiduría a sus senadores.

Después de la muerte de Joseph, otros copiaron sus sabios dichos y se atribuyeron el mérito de ellos, tal vez añadiendo un poco de los suyos y cambiando las cosas para adaptarse a ellos. Como estos dichos se transmitieron a través de varias generaciones, en lugar de atribuirse a Imhotep, se atribuyeron a Ptahotep, & # 8220 la voz de & # 8221 el creador egipcio, & # 8220Ptah & # 8221. Miles de años después, se encuentran varios papiros que pretenden ser copias de & # 8220La Instrucción de Ptahotep & # 8221. ¿Podría haber sucedido este escenario?

Hay 2 declaraciones particulares en los escritos de Ptahotep & # 8217 que indican que esto es exactamente lo que sucedió. Al final de estos manuscritos, el escritor declara que está cerca de la muerte, habiendo vivido 110 años y que recibió del rey honores superiores a los de los antepasados, es decir, recibió los mayores honores jamás otorgados a un hombre por un hombre. faraón. Y sabemos que José murió a la edad de 110 años.

Bueno, se vuelve aún más familiar a medida que examinamos el texto de estos manuscritos. Comienzan como comienzan los Proverbios de Salomón, como instrucciones para su hijo, con la advertencia de que son & # 8220 provechosos para quien los escuchará & # 8221 pero & # 8220 ¡ay de quien los descuide & # 8221! Tenga en cuenta que el Creador de la sabiduría de José fue también el Creador de la sabiduría de Salomón, y los paralelos entre los dos son innegables. Se nos dice en la Biblia que Salomón conocía muchos, muchos proverbios:

1REY 4:30 Y la sabiduría de Salomón superó la sabiduría de todos los hijos de la tierra del este, y toda la sabiduría de Egipto. 31 Porque era más sabio & # 8230 y su fama estaba en todas las naciones de alrededor. 32 Y habló tres mil proverbios, y sus cánticos fueron mil cinco.

Esta declaración indica que el concepto de un & # 8220proverbio & # 8221 era conocido por los pueblos antiguos. No se nos dice si Salomón fue el autor de todos estos proverbios o si le fueron transmitidos por sus antepasados. Hay ejemplos de proverbios en muchas civilizaciones antiguas, pero los únicos que Salomón registró por inspiración y que hoy aparecen en la Biblia son muy similares a la antigua literatura egipcia & # 8220wisdom Literatura & # 8221, que se remonta a Imhotep. Esto no significa que Salomón haya copiado de los antiguos egipcios; significa que el Dios de sus padres les dio la misma sabiduría a sus antepasados, que incluían a José, que le dio a Salomón.

Compararemos algunos pasajes de los escritos de Ptahotep con la Biblia:

1) & # 8220Don & # 8217t esté orgulloso de su conocimiento & # 8221

PRO 3: 7 No seas sabio en tu propia opinión; teme al SEÑOR y apártate del mal.

2) & # 8220 Uno planea el día de mañana pero no sabe lo que será & # 8221.

PRO 27: 1 No te jactes del mañana, porque no sabes lo que traerá el día.

3) & # 8220Si averigua el carácter de un amigo, no pregunte, pero acérquese a él, trate con él solo, & # 8230 & # 8221

PRO 25: 9 Discute tu causa con tu prójimo mismo y no descubras un secreto para otro & # 8221.

4) & # 8220Si eres un hombre de confianza, enviado por un gran hombre a otro, adhiérete a la naturaleza de quien te envió, da su mensaje como él lo dijo. & # 8221

PRO 25:13 Como el frío de la nieve en el tiempo de la siega, así es el mensajero fiel para los que lo envían: porque reconforta el alma de sus amos.

5) & # 8220 Enséñale a los grandes lo que le es útil. & # 8221

PRO 9: 9 Enseña al sabio, y será aún más sabio; enseña al justo y aumentará su conocimiento.

También encontramos paralelos en otros libros, como Salmos y Eclesiastés:

6) & # 8220Si se lleva a cabo cada palabra, no perecerán en la tierra. & # 8221

SAL 78: 5 Porque estableció un testimonio en Jacob, y estableció una ley en Israel, la cual mandó a nuestros padres, para que los dieran a conocer a sus hijos: 6 Para que la generación venidera los conociera, los hijos que debían nacer quien debe levantarse y declarar a sus hijos:

7) & # 8220Cuidado contra el vicio de la codicia: una enfermedad grave sin cura. No hay tratamiento para eso.

ECC 6: 2 Un hombre a quien Dios ha dado riquezas, riquezas y honra, de modo que nada desea para su alma de todo lo que desea, pero Dios no le da poder para comer de él, sino que un extraño lo come: esto es vanidad, y es una enfermedad maligna.

8) & # 8220Si eres un hombre valioso que se sienta en el consejo de su maestro & # 8217, concéntrate en la excelencia, tu silencio es mejor que la charla & # 8230 gana respeto a través del conocimiento & # 8230 & # 8221

ECC 9:17 Las palabras de los sabios se oyen en silencio más que el clamor del que gobierna entre los necios.

9) & # 8220 El sabio es conocido por su sabiduría, el grande por sus buenas acciones su corazón coincide con su lengua & # 8230 & # 8221

PRO 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de su fruto.

10) & # 8220Si eres uno de los invitados a la mesa de alguien más grande que tú, toma lo que te dé como está puesto ante ti. & # 8221

PRO 23: 1 Cuando te sientes a comer con un gobernante, mira con atención lo que tienes por delante:

Dios usó a José para establecer en Egipto un refugio seguro para el crecimiento y desarrollo de la & # 8220 semilla de Abraham & # 8221 hasta que estuvieran listos para ser entregados a la tierra que Dios les había prometido. Y mientras estaba en Egipto, rodeado de paganismo, Dios no dejaría a su pueblo ni a los egipcios sin acceso a su verdad. La Biblia registra el hecho de que José incluso enseñó al faraón & # 8217s & # 8220senators & # 8221.

Y aunque esta sabiduría fue reverenciada por los egipcios y transmitida a través de los siglos por sus sabios que copiaron algunos de sus escritos (alegándolos como propios), algunos de estos mismos & # 8220 dichos de sabiduría & # 8221 fueron registrados por algunos de José & # 8217 descendientes más de 700 años después, y finalmente fueron preservados para nosotros en el Libro de Proverbios, Eclesiastés y Salmos. Pero la sabiduría de José no se originó en él; fue divinamente inspirada, al igual que la sabiduría de Salomón, la sabiduría de David y la sabiduría de todo el pueblo de Dios.

Imhotep nombrado más tarde en el reinado de Djoser y # 8217
Hay varios otros elementos relacionados con Imhotep que continúan encajando en el relato bíblico. Sabemos que el faraón de José había sido rey durante un período de tiempo desconocido cuando finalmente le llevaron a José para que interpretara su sueño.

Y la evidencia muestra que Imhotep no era el visir de Djoser & # 8217 durante su reinado; de hecho, no se hace ninguna mención de Imhotep en los monumentos anteriores de Djoser & # 8217. Imhotep no fue el arquitecto de la tumba de Djoser & # 8217 construida en Beit Khallaf, que probablemente se llevó a cabo poco después de convertirse en rey. En esta tumba anterior, que es similar a las dinastías anteriores como Sakkara, hay sellos de arcilla de jarras que registran el nombre de Djoser y el nombre de su madre y el nombre de su madre y los nombres de muchos otros funcionarios de su reinado, pero no de Imhotep. , lo que indica que aún no había sido designado para su cargo. La práctica estándar era que el faraón siempre nombrara a hombres para el cargo tan pronto como tomaba el trono, siendo los miembros de la familia los de mayor rango.

Toda la información disponible sobre Imhotep sigue apuntando a su identificación con Joseph. Por ejemplo, en algunas inscripciones, sus títulos indican que no era miembro de la familia real, sino un & # 8220hombre hecho a sí mismo & # 8221. Esto fue único porque el hijo del faraón solía ser el visir.

Imhotep también fue el & # 8220 sacerdote de Heliópolis & # 8221, el & # 8220On & # 8221 bíblico. Ahora, en la historia de José, aprendemos que su suegro era el & # 8220 sacerdote de On & # 8221 en el momento del matrimonio de Joseph & # 8217:

GEN 41:45 Y el faraón llamó a José, Zaphnatpanea, y le dio por esposa a Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On. Y salió José por toda la tierra de Egipto.

Dado que Asenath tenía la edad suficiente para casarse con Joseph en este momento, se deduce que su padre probablemente tenía al menos cuarenta años. Y en el antiguo Egipto, la gente no vivía mucho más de unos 50 años. A su muerte o discapacidad, se deduce que a su yerno se le asignaría su puesto, especialmente si ese yerno era tan importante. considerado por el faraón como José.

Si José se convirtió en el & # 8220 sacerdote de On & # 8221, ¿estaba siendo infiel al Dios verdadero? Absolutamente no: el faraón había reconocido el poder del Dios de José, y aunque los egipcios seguían siendo idólatras, José les hizo conscientes de su Dios y fue inquebrantable en su lealtad hacia Él. El & # 8220Priest of On & # 8221 no se denominó sacerdote de un dios en particular, pero el título parece indicar una posición de gran honor e importancia política.

Imhotep, el arquitecto de la primera pirámide
Fue Imhotep a quien se le atribuye haber diseñado la primera pirámide y comenzó a construir con piedra labrada en lugar de todos los ladrillos de barro. Si miramos la historia del antiguo Egipto, podemos ver evidencia que muestra que fue durante la época de Djoser que Egipto se convirtió en una nación verdaderamente grande; después de todo, había reunido la riqueza de todas las naciones circundantes vendiéndoles grano durante la hambruna. .

Y durante los 7 años de abundancia, la gente, bajo la sabia guía de José, comenzó a organizar un gran centro administrativo que se encargaría de la venta del grano a todas las naciones circundantes.

Se construyó un gran complejo que contenía el futuro lugar de enterramiento del faraón, pero también incluía un centro amurallado que contenía enormes contenedores de grano. Solo había una entrada a este centro y había una entrada exterior al sistema de contenedores de almacenamiento. El complejo de la pirámide escalonada en Sakkara es el complejo que discutiremos ahora.

Contenedores de almacenamiento de granos
Rodeando la pirámide escalonada, la primera construida, y su complejo hay una pared muy hermosa y elaborada.

En la entrada principal en el muro este en el extremo sur, se entra a un salón largo de 40 columnas, 20 a cada lado. Cada columna está conectada a la pared principal por una pared perpendicular, formando pequeñas & # 8220rooms & # 8221 entre cada columna.

Al salir de esta colonia y caminar en línea recta, se llega a una serie de pozos muy grandes que se extienden profundamente en la tierra. Estos son de tamaño extremadamente grande, mucho más grandes que cualquier cámara funeraria; todos son accesibles centralmente por un túnel de conexión, se extienden hasta muy por encima del nivel del suelo y uno tiene una escalera que se extiende hasta el fondo. Por esta razón, sabemos que no fueron construidas como tumbas; si lo fueran, se habrían construido bajo tierra y ciertamente no habrían sido tan increíblemente grandes.

Estas estructuras masivas se extienden muy por encima del nivel del suelo, lo que indica que no estaban ocultas, al igual que las tumbas. Debido a que los antiguos egipcios enterraban a sus muertos con tanto material valioso y provisiones para su & # 8220afterlife & # 8221, el saqueo de tumbas fue siempre su mayor temor. Por lo tanto, sabemos que estos pozos masivos tenían otro propósito.

Además, en todas las demás ciudades antiguas, siempre que se descubrían grandes contenedores como estos, se los reconocía como & # 8220 contenedores de almacenamiento & # 8221, pero en Egipto, los eruditos tienden a denominar todo lo que encuentran como & # 8220tomb & # 8221.

Sin embargo, en el complejo funerario del faraón & # 8217s debajo de la pirámide, encontramos contenedores a juego para el rey y su familia - y en estos contenedores se encontraron granos y otros alimentos.

En el relato bíblico, aprendemos que José nombró hombres en toda la tierra de Egipto para supervisar la recolección y el almacenamiento del grano en todas las ciudades:

GEN 41:34 Haga esto Faraón, y nombre oficiales sobre la tierra, y tome la quinta parte de la tierra de Egipto en los siete años abundantes. 35 Y que recojan todo el alimento de esos buenos años por venir, y amontonen trigo bajo la mano de Faraón, y mantengan alimentos en las ciudades.

José le había entregado este plan al faraón antes de su nombramiento como visir o primer ministro, y dado que le sería imposible supervisar la recolección y el almacenamiento de todo el país, sabemos que implementó este plan. También sabemos que cuando comenzó la hambruna y los egipcios empezaron a clamar por comida, se les dijo que fueran a ver a José y hicieran lo que él dijera, lo que indica que él dio las órdenes para la distribución del grano:

GEN 41:55 Y cuando toda la tierra de Egipto pasó hambre, el pueblo clamó a Faraón por pan; y Faraón dijo a todos los egipcios: Id a José lo que él os diga, haced. 56 Y el hambre se extendió por toda la faz de la tierra; y José abrió todos los graneros, y vendió a los egipcios, y el hambre se agravó en la tierra de Egipto.

Pero cuando los pueblos extranjeros vinieron a comprar grano, nos enteramos de que fueron directamente a José:

GEN 42: 6 Y José era el gobernador de la tierra, y era el que vendía a todo el pueblo de la tierra; y vinieron José y sus hermanos, y se postraron ante él con el rostro a tierra.

Los hermanos de Joseph vinieron directamente a Joseph en persona. Creemos que es Sakkara a donde llegaron, donde se conservan los restos de este fantástico complejo. Y fue aquí donde Djoser hizo construir 11 pozos extremadamente grandes que solo pueden ser contenedores de almacenamiento de granos.

Cada ciudad había almacenado grano de su región, pero en este complejo en Sakarra, tenemos estos pozos masivos que habrían almacenado una cantidad increíble de grano, más de lo que una sola ciudad hubiera necesitado. A la entrada de este complejo, como describimos anteriormente, hay 40 cubículos pequeños, cada uno del tamaño adecuado para albergar a una sola persona que podría administrar el recibo de pago de las personas que vienen a comprar grano. Podría haber habido varios & # 8220cashiers & # 8221 de cada grupo de idiomas para manejar las compras de aquellos que hablaban los distintos idiomas. Por supuesto, los egiptólogos piensan que todos estos pequeños cubículos eran para estatuas, sin embargo, no se encontraron pedestales en los restos, lo cual es un punto muy importante, porque estas estatuas siempre fueron erigidas sobre pedestales. Las estatuas pueden desaparecer, pero los pedestales permanecen.

El diseño de los 11 hoyos es impresionante. Hay 11 de ellos, y solo uno contiene una escalera muy elaborada que se extiende hasta el fondo. Todos los pozos están conectados entre sí por un túnel subterráneo; los pozos se rellenaron y las tapas se sellaron con vigas de madera y piedra. Y, se podía acceder a todo el grano desde una entrada, y hay una entrada a los pozos desde el exterior del recinto de la pared del complejo. Por último, se encontró grano en el piso de estos pozos, lo que los egiptólogos han explicado como proveniente de alimentos enterrados con difuntos que fueron enterrados allí; sin embargo, nunca se encontró evidencia de entierros en estos pozos.

¿Encaja esto con el relato bíblico? Cuando los hermanos de José vinieron a él en busca de grano, hablaron con José y pagaron por el grano. Cuando recibieron el grano, ya estaba en sacos:

GEN 42:25 Entonces mandó José que llenaran sus sacos de trigo, y devolvieran el dinero de cada uno en su saco, y les dieran provisión para el camino; y así hizo con ellos. 26 Cargaron sus asnos con trigo y se fueron de allí. 27 Y cuando uno de ellos abrió su costal para dar su alimento a su asno en la posada, vio su dinero porque, he aquí, estaba en su costal & # 8217 en la boca.

El complejo de Sakkara es único, nunca se ha encontrado nada parecido. William Hayes la describió como una & # 8220 ciudad verdadera en sí misma, planificada y ejecutada como una sola unidad y construida con piedra caliza blanca fina de las cercanas colinas de Mukattam. & # 8221 (El cetro de Egipto, vol. 1, pág. p. 60.) De hecho, los egiptólogos tienden a denominar todo lo que encuentran como una & # 8220 tumba & # 8221 real, que es lo que han llamado este complejo.

Pero de hecho exhibe todos los rasgos indicativos de ser un centro de gran actividad, un rasgo que nuevamente encaja con la historia de José. Cuando los hermanos de José vinieron a buscar grano, se encontraron cara a cara con José, quien supervisaba la distribución. ¿A dónde fueron a buscar el grano? Fueron al lugar donde se almacenaba el grano, y allí era donde estaba José.

Y el almacenamiento de una cantidad tan masiva de grano habría requerido un área de almacenamiento grande, como los pozos extremadamente grandes que se encuentran en este complejo. También es razonable esperar encontrar los pozos de almacenamiento dentro de un recinto como este complejo, con un área para el pago del grano.Este era un & # 8220business & # 8221 y habría requerido un centro de administración.

Se ha escrito mucho sobre este complejo y la mayoría menciona su singularidad, algo que no pueden explicar. De hecho, cuando les preguntas a los egipcios para qué eran los pozos enormes, admiten que simplemente no lo saben.

Algunos historiadores antiguos han escrito sobre el hecho de que alguna vez se creyó que las pirámides eran & # 8220Joseph & # 8217s contenedores de almacenamiento & # 8221 para el grano, y tal vez esta historia tiene sus raíces en el hecho de que José diseñó la primera pirámide en el mismo complejo en el que el grano fue almacenado. Pero independientemente de lo que los & # 8220expertos & # 8221 quieran creer sobre el complejo de la pirámide escalonada, la evidencia circunstancial encaja perfectamente con la historia de José. Y es uno de los sitios mejor conservados de Egipto, ciertamente de las estructuras muy antiguas, y esto es consistente con la preservación de Dios de importantes evidencias que confirman la total precisión de Su Palabra.

La búsqueda de Imhotep & # 8217s Tomb
Sabemos por la Biblia que José murió en Egipto y fue embalsamado y colocado en un ataúd.

GEN 50:26 Y murió José a la edad de ciento diez años; y lo embalsamaron, y lo pusieron en un ataúd en Egipto.

Pero, cuando los hijos de Israel se fueron durante el Éxodo, se llevaron sus huesos con ellos:

EXO 13:19 Y Moisés tomó consigo los huesos de José; porque había jurado estrictamente a los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y llevaréis mis huesos de aquí con vosotros.

Esto nos lleva a pensar que José habría tenido una tumba real en Egipto, pero que posiblemente fue tomada y utilizada por otra persona, simplemente no lo sabemos realmente. Pero uno de los grandes misterios para los egiptólogos ha sido la tumba de Imhotep; simplemente no pueden encontrarla aunque saben que debería estar en algún lugar de Sakkara. Imhotep es tan importante para la egiptología, que en la Guía de Sakkara de Jill Kamil, & # 8220The Tomb of Imhotep & # 8221 aparece como encabezado de materia, solo para explicar que no se ha encontrado.

En nuestra discusión sobre & # 8220Imhotep, el médico & # 8221, mencionamos que los textos griegos antiguos hablan de un lugar cerca de Memphis donde la gente venía a adorar & # 8220Imhotep & # 8221 y ser sanada. Cuando los excavadores continuaron buscando la tumba de Imhotep # 8217 muy cerca de la pirámide escalonada, encontraron un increíble laberinto de túneles subterráneos, lleno de ibis momificados (pájaros) y toros (en galerías separadas). ¡Las inscripciones y monedas que se encuentran aquí muestran que la gente vino aquí para ser curada! Habían encontrado este & # 8220santuario de Imhotep & # 8221 escrito por los griegos.

Después de la deificación de Imhotep como & # 8220dios de la medicina & # 8221, se le dio el título & # 8220Jefe Uno de los Ibis & # 8221- y esta fue la conexión de este laberinto con Imhotep. Estos cientos de miles de ibis fueron momificados y traídos aquí como tributo a Imhotep, llenando estos túneles.

Más tarde se descubrió que estas galerías conectadas a un pozo que se extiende hasta una cámara funeraria que contiene un ataúd vacío. También descubrieron que esta cámara pertenecía a una tumba de mastaba muy grande que contenía una segunda cámara llena de vasijas de piedra rotas, y en los almacenes de la tumba había vasijas cuyos tapones de arcilla tenían la impresión de sello de Djoser. Aquí hay una prueba absoluta de que esta fue la tumba de una persona muy importante del reinado de Djoser. No se encontraron inscripciones en las paredes y el sarcófago estaba vacío. Pero aún más importante, esta mastaba está orientada hacia el norte en lugar de hacia el este, como lo están las otras pirámides y mastabas. Esta era una tumba importante de alguien de la época de Djoser, pero el sarcófago estaba vacío.

Incluso se encontró una inscripción de un griego anónimo que vino aquí, contando cómo se curó, ¡y fue a través de un sueño! Una vez más, la evidencia habla en voz alta de una maravillosa historia de la Biblia: la historia de José.


Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo

Momias egipcias resultados de una investigación realizada en preparación para la momificación de un cuerpo humano, la primera realizada al estilo egipcio en dos mil años. A través de estos estudios, el destacado egiptólogo Bob Brier ha descubierto las apasionantes historias de robos de tumbas y momias robadas, el lenguaje olvidado de los faraones y las tumbas de las momias reales. En un estilo alegre y de fácil acceso, Brier descubre el contexto histórico completo de la cultura del antiguo Egipto y ofrece una fascinante interpretación contemporánea de la misma. Iluminando sus misterios, mitos, rituales sagrados y escritura heiroglífica, Momias egipcias da vida a los antiguos.

Отзывы - Написать отзыв

Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo

Todo lo que siempre quiso saber sobre la antigua práctica egipcia de momificar cadáveres, y mucho más. Brier (Ancient Egyptian Magic, 1980) establece el tono temprano: `` Durante 15 años, 'afirma. Читать весь отзыв

Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo

Momias. La palabra en sí evoca un sentido de lo macabro, de pavor, de fascinación mórbida. El trabajo de Brier, sin embargo, evoca algo muy diferente: la aventura del descubrimiento. Brier (Egiptología, Long. Читать весь отзыв


Arquitectura egipcia antigua

Las pirámides son el símbolo más reconocible del antiguo Egipto. Aunque otras civilizaciones, como la maya o la china, también emplearon esta forma, la pirámide en la actualidad es sinónimo de Egipto en la mente de la mayoría de las personas. Las pirámides de Giza siguen siendo monumentos impresionantes miles de años después de su construcción y el conocimiento y la habilidad necesarios para construirlas se reunieron durante muchos siglos antes de su construcción. Sin embargo, las pirámides no son la cúspide de la arquitectura del antiguo Egipto, son solo las primeras y más conocidas expresiones de una cultura que continuaría creando edificios, monumentos y templos igualmente intrigantes.

6.000 años de historia

La historia del antiguo Egipto comienza antes del período predinástico (c. 6000 - 3150 a. C.) y continúa hasta el final de la dinastía ptolemaica (323 - 30 a. C.). Los artefactos y la evidencia de pastoreo excesivo de ganado, en el área ahora conocida como el desierto del Sahara, datan de la presencia humana en el área hacia c. 8000 a. C. El Período Dinástico Temprano en Egipto (c. 3150 - 2613 AEC) se basó en el conocimiento de aquellos que habían ido antes y se mejoró el arte y la arquitectura predinástica. La primera pirámide en Egipto, la pirámide escalonada de Zoser en Saqqara, proviene del final de este período dinástico temprano y una comparación de este monumento y su complejo circundante con las tumbas de mastaba de siglos anteriores muestra cuánto habían avanzado los egipcios en su comprensión de la arquitectura. Diseño y construcción. Sin embargo, igualmente impresionante es el vínculo entre estos grandes monumentos y los que les siguieron.

Anuncio publicitario

Las pirámides de Giza datan del Reino Antiguo (c. 2613-2181 a. C.) y representan el pináculo del talento y la habilidad adquiridos en ese momento. La historia del antiguo Egipto, sin embargo, todavía tenía un camino largo e ilustre por delante y cuando se abandonó la forma de la pirámide, los egipcios centraron su atención en los templos. Muchos de estos, cuyas ruinas aún existen, como el complejo del templo de Amun-Ra en Karnak, inspiran tanto asombro genuino como las pirámides de Giza, pero todos ellos, por grandes o modestos que sean, muestran una atención al detalle y una conciencia de belleza estética y funcionalidad práctica que las convierte en obras maestras de la arquitectura. Estas estructuras aún resuenan en la actualidad porque fueron concebidas, diseñadas y levantadas para contar una historia eterna que aún relatan a todos los que visitan los sitios.

Arquitectura egipcia y la creación del mundo

Al principio de los tiempos, según la religión egipcia, no había nada más que remolinos de aguas de caos oscuro. De estas aguas primordiales surgió un montículo de tierra seca, conocido como el ben-ben, alrededor del cual rodaban las aguas. Sobre el montículo se iluminó el dios Atum que miró hacia la oscuridad y se sintió solo, por lo que se apareó consigo mismo y comenzó la creación.

Anuncio publicitario

Atum fue responsable del universo incognoscible, el cielo arriba y la tierra abajo. A través de sus hijos también fue el creador de seres humanos (aunque en algunas versiones la diosa Neith juega un papel en esto). El mundo y todo lo que los seres humanos conocían procedía del agua, de la humedad, de la humedad, del tipo de entorno familiar para los egipcios del delta del Nilo. Todo había sido creado por los dioses y estos dioses estaban siempre presentes en la vida a través de la naturaleza.

Cuando el río Nilo se desbordó y depositó la tierra vivificante de la que dependía la gente para sus cultivos, fue obra del dios Osiris. Cuando el sol se puso por la noche, era el dios Ra en su barcaza bajando al inframundo y la gente participó alegremente en los rituales para asegurarse de que sobreviviría a los ataques de su némesis Apophis y se levantaría de nuevo a la mañana siguiente. La diosa Hathor estaba presente en los árboles, Bastet guardaba los secretos de las mujeres y protegía el hogar, Thoth le dio a la gente el don de la alfabetización, Isis, aunque era una gran y poderosa diosa, también había sido una madre soltera que crió a su pequeño hijo Horus en los pantanos. del Delta y veló por las madres en la tierra.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Las vidas de los dioses reflejaban las de la gente y los egipcios los honraban en sus vidas y a través de sus obras. Se pensaba que los dioses habían proporcionado el más perfecto de los mundos para la gente del antiguo Egipto, tan perfecto, de hecho, que duraría para siempre. La otra vida era simplemente una continuación de la vida que uno había estado viviendo. No es de extrañar, entonces, que cuando estas personas construyeron sus grandes monumentos reflejaran este sistema de creencias. La arquitectura del antiguo Egipto cuenta esta historia de la relación del pueblo con su tierra y sus dioses. La simetría de las estructuras, las inscripciones, el diseño interior, todos reflejan el concepto de armonía (ma'at) que era fundamental para el sistema de valores del antiguo Egipto.

Los períodos predinástico y dinástico temprano

En el período predinástico en Egipto aparecen imágenes de dioses y diosas en esculturas y cerámicas, pero la gente aún no tenía la habilidad técnica para levantar estructuras masivas para honrar a sus líderes o deidades. Alguna forma de gobierno es evidente durante este período, pero parece haber sido regional y tribal, nada parecido al gobierno central que aparecería en el Antiguo Reino de Egipto.

Anuncio publicitario

Las casas y tumbas del período predinástico se construyeron con ladrillos de barro que se secaban al sol (una práctica que continuaría a lo largo de la historia de Egipto). Las casas eran estructuras de cañas con techo de paja que se embadurnaban con barro para las paredes antes del descubrimiento de la fabricación de ladrillos. Estos primeros edificios eran circulares u ovalados antes de que se usaran los ladrillos y, después, se volvieron cuadrados o rectangulares. Las comunidades se reunieron para protegerse de los elementos, los animales salvajes y los extraños y se convirtieron en ciudades que se rodearon de muros.

A medida que avanzaba la civilización, también lo hacía la arquitectura con la apariencia de ventanas y puertas reforzadas y adornadas con marcos de madera. La madera era más abundante en Egipto en ese momento, pero aún no en la cantidad que se sugiriera como material de construcción a gran escala. La casa ovalada de adobe se convirtió en la casa rectangular con techo abovedado, jardín y patio. El trabajo en ladrillos de barro también se evidencia en la construcción de tumbas que, durante el Período Dinástico Temprano en Egipto, se vuelven más elaboradas e intrincadas en diseño. Estas primeras tumbas oblongas (mastabas) continuaron construyéndose con ladrillos de barro, pero ya en ese momento la gente estaba trabajando en piedra para crear templos a sus dioses. Los monumentos de piedra (estelas) comienzan a aparecer, junto con estos templos, durante la Segunda Dinastía de Egipto (c. 2890 - c. 2670 a. C.).

Los obeliscos, grandes monumentos de piedra verticales con cuatro lados y una parte superior ahusada, comenzaron a aparecer en la ciudad de Heliópolis aproximadamente en esta época. El obelisco egipcio (conocido por ellos como tekhenu, "obelisco" es el nombre griego) es uno de los ejemplos más perfectos de la arquitectura egipcia que refleja la relación entre los dioses y la gente, ya que siempre se criaron en parejas y se pensó que los dos creados en la tierra se reflejaban en dos piezas idénticas. levantado en los cielos al mismo tiempo. Extraer, tallar, transportar y levantar los obeliscos requirió una enorme habilidad y trabajo, y enseñó bien a los egipcios cómo trabajar en piedra y mover objetos inmensamente pesados ​​a lo largo de muchas millas. El dominio de la mampostería preparó el escenario para el próximo gran salto en la arquitectura egipcia: la pirámide.

Anuncio publicitario

El complejo mortuorio de Zoser en Saqqara fue concebido por su visir y arquitecto jefe Imhotep (c. 2667 - c. 2600 a. C.), quien imaginó una gran tumba de mastaba para su rey construida de piedra. La pirámide de Djoser no es una "pirámide verdadera" sino una serie de mastabas apiladas conocidas como "pirámide escalonada". Aun así, fue una hazaña increíblemente impresionante que nunca antes se había logrado. El historiador Desmond Stewart comenta sobre esto:

La pirámide escalonada de Djoser en Saqqara marca uno de esos desarrollos que luego parecen inevitables pero que hubieran sido imposibles sin un genio experimentador. Sabemos que el oficial real Imhotep era un genio, no por la leyenda griega, que lo identificaba con Esculapio, el dios de la medicina, sino por lo que los arqueólogos han descubierto en su aún impresionante pirámide. La investigación ha demostrado que, en cada etapa, estaba preparado para experimentar en nuevas líneas. Su primera innovación fue construir una mastaba que no fuera alargada, sino cuadrada. El segundo se refería al material con el que se construyó (citado en Nardo, 125).

La construcción del templo, aunque en un nivel modesto, ya había familiarizado a los egipcios con la mampostería. Imhotep imaginó lo mismo a gran escala. Las primeras mastabas habían sido decoradas con inscripciones y grabados de juncos, flores y otras imágenes de la naturaleza. Imhotep quería continuar esa tradición con un material más duradero. Su gran e imponente pirámide de mastaba tendría los mismos toques delicados y simbolismo que las tumbas más modestas que la habían precedido y, mejor aún, todas estarían trabajadas en piedra en lugar de barro seco. El historiador Mark van de Mieroop comenta sobre esto:

Anuncio publicitario

Imhotep reprodujo en piedra lo que se había construido anteriormente con otros materiales. La fachada del muro del recinto tenía los mismos nichos que las tumbas de adobe, las columnas se asemejaban a haces de juncos y papiros, y los cilindros de piedra en los dinteles de las puertas representaban mamparas de junco enrolladas. Se involucró mucha experimentación, que es especialmente clara en la construcción de la pirámide en el centro del complejo. Tenía varios planos con formas de mastaba antes de convertirse en la primera pirámide escalonada de la historia, apilando seis niveles similares a mastaba uno encima del otro. El peso de la enorme masa fue un desafío para los constructores, quienes colocaron las piedras en una pendiente hacia adentro para evitar que el monumento se rompiera (56).

Cuando se completó, la pirámide escalonada se elevó 204 pies (62 metros) de altura y fue la estructura más alta de su tiempo. El complejo circundante incluía un templo, patios, santuarios y viviendas para los sacerdotes que cubrían un área de 40 acres (16 hectáreas) y estaban rodeadas por un muro de 30 pies (10,5 metros) de altura. La pared tenía 13 puertas falsas cortadas con solo una entrada verdadera cortada en la esquina sureste. La pared entera estaba rodeada por una zanja de 750 metros de largo y 40 metros de ancho. La tumba real de Djoser estaba ubicada debajo de la pirámide en la parte inferior de un pozo de 92 pies (28 metros) de largo. La cámara de la tumba estaba revestida de granito, pero para llegar a ella había que atravesar un laberinto de pasillos, todos pintados de vivos colores con relieves y con incrustaciones de azulejos, que conducían a otras habitaciones o callejones sin salida llenos de vasijas de piedra talladas con los nombres de antes. reyes. Este laberinto fue creado, por supuesto, para proteger la tumba y el ajuar funerario del rey, pero, desafortunadamente, no logró mantener alejados a los antiguos ladrones de tumbas y la tumba fue saqueada en algún momento de la antigüedad.

La pirámide escalonada de Djoser incorpora todos los elementos más resonantes de la arquitectura egipcia: simetría, equilibrio y grandeza que reflejaban los valores fundamentales de la cultura. La civilización egipcia se basó en el concepto de maat (armonía, equilibrio) que fue decretado por sus dioses. La arquitectura del antiguo Egipto, ya sea a pequeña o gran escala, siempre representó estos ideales. Incluso se construyeron palacios con dos entradas, dos salas del trono, dos salas de recepción para mantener la simetría y el equilibrio al representar tanto el Alto como el Bajo Egipto en el diseño.

El Reino Antiguo y las Pirámides

Las innovaciones de Imhotep fueron llevadas más lejos por los reyes de la IV Dinastía en el Reino Antiguo. Durante mucho tiempo se pensó que el último rey de la Tercera Dinastía de Egipto, Huni (c. 2630-2613 a. C.) había iniciado los proyectos de construcción masiva del Reino Antiguo al construir la pirámide en Meidum, pero ese honor se debe al primer rey de los Estados Unidos. IV dinastía, Sneferu (c. 2613-2589 a. C.). La egiptóloga Barbara Watterson escribe: "Sneferu inició la edad de oro del Reino Antiguo, siendo sus logros más notables las dos pirámides construidas para él en Dahshur" (50-51). Sneferu comenzó su trabajo con la pirámide en Meidum ahora conocida como la "pirámide colapsada" o, localmente, como la "pirámide falsa" debido a su forma: se parece más a una torre que a una pirámide y su cubierta exterior descansa alrededor de ella en un gigantesco montón de grava.

La pirámide de Meidum es la primera pirámide verdadera construida en Egipto. Una "verdadera pirámide" se define como un monumento perfectamente simétrico cuyos escalones se han rellenado para crear lados sin costuras que se estrechan hacia un punto en la parte superior. Originalmente, cualquier pirámide comenzó como una pirámide escalonada. Sin embargo, la pirámide de Meidum no duró porque se hicieron modificaciones al diseño de la pirámide original de Imhotep, lo que dio como resultado que la carcasa exterior descansara sobre una base de arena en lugar de roca, lo que provocó su colapso. Los académicos están divididos sobre si el colapso ocurrió durante la construcción o durante un período de tiempo más largo.

Los experimentos de Sneferu con la forma de la pirámide de piedra le sirvieron bien a su sucesor. Keops (2589-2566 a. C.) aprendió de los experimentos de su padre y dirigió su administración en la construcción de la Gran Pirámide de Giza, la última de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo originales. Contrariamente a la creencia popular de que su monumento fue construido por esclavos hebreos, los trabajadores egipcios de la Gran Pirámide fueron bien cuidados y cumplieron con sus deberes como parte de un servicio comunitario, como trabajadores asalariados, o durante la época en que la inundación del Nilo hizo imposible la agricultura. . Los académicos Bob Brier y Hoyt Hobbs señalan:

Si no fuera por los dos meses de cada año en que el agua del Nilo cubría las tierras agrícolas de Egipto, haciendo inactivo prácticamente a toda la fuerza laboral, ninguna de estas construcciones habría sido posible.Durante esos momentos, un faraón ofreció comida por trabajo y la promesa de un trato favorecido en el más allá, donde gobernaría tal como lo hizo en este mundo. Durante dos meses al año, los trabajadores se reunieron por decenas de miles de todo el país para transportar los bloques que una cuadrilla permanente había extraído durante el resto del año. Los supervisores organizaron a los hombres en equipos para transportar las piedras en trineos, dispositivos más adecuados que los vehículos con ruedas para mover objetos pesados ​​sobre arena movediza. Una calzada, lubricada con agua, suavizó el tirón cuesta arriba. No se usó mortero para mantener los bloques en su lugar, solo un ajuste tan exacto que estas imponentes estructuras han sobrevivido durante 4.000 años, las únicas Maravillas del Mundo Antiguo que aún permanecen en pie hoy (17-18).

No hay evidencia alguna de que los esclavos hebreos, o cualquier tipo de trabajo esclavo, participaran en la construcción de las pirámides en Giza, la ciudad de Per-Ramsés o cualquier otro sitio importante en Egipto. La práctica de la esclavitud ciertamente existió en Egipto a lo largo de su historia, como sucedió en todas las culturas antiguas, pero no fue el tipo de esclavitud que se describe popularmente en la ficción y las películas basadas en el libro bíblico del Éxodo. Los esclavos en el mundo antiguo podían ser tutores y maestros de los jóvenes, contables, niñeras, instructores de danza, cerveceros e incluso filósofos. Los esclavos en Egipto eran cautivos de campañas militares o aquellos que no podían pagar sus deudas y estas personas generalmente trabajaban en las minas y canteras.

Los hombres y mujeres que trabajaron en la Gran Pirámide vivían en viviendas proporcionadas por el estado en el sitio (como lo descubrieron Lehner y Hawass en 1979 CE) y fueron bien compensados ​​por sus esfuerzos. Cuanto más calificado era un trabajador, mayor era su compensación. El resultado de su trabajo todavía sorprende a la gente en la actualidad. La Gran Pirámide de Giza es la única maravilla que queda de las Siete Maravillas del mundo antiguo y con razón: hasta que se completó la Torre Eifel en 1889 EC, la Gran Pirámide era la estructura más alta de la tierra construida por manos humanas. El historiador Marc van de Mieroop escribe:

El tamaño aturde la mente: tenía 146 metros de altura (479 pies) por 230 metros en la base (754 pies). Estimamos que contenía 2,300,000 bloques de piedra con un peso promedio de 2 y 3/4 toneladas, algunos con un peso de hasta 16 toneladas. Keops gobernó 23 años de acuerdo con el Canon Real de Turín, lo que significaría que durante su reinado anualmente se tuvieron que extraer, transportar, vestir y colocar 100.000 bloques (alrededor de 285 bloques diarios o uno cada dos minutos de luz del día) durante su reinado. La construcción fue casi impecable en diseño. Los lados estaban orientados exactamente hacia los puntos cardinales y formaban ángulos precisos de 90 grados (58).

La segunda pirámide construida en Giza pertenece al sucesor de Keops, Khafre (2558-2532 a. C.), a quien también se le atribuye la creación de la Gran Esfinge de Giza. La tercera pirámide pertenece a su sucesor Menkaure (2532-2503 a. C.). Una inscripción de c. 2520 a. C. relata cómo Menkaure llegó a inspeccionar su pirámide y asignó a 50 de los trabajadores a la nueva tarea de construir una tumba para su funcionario, Debhen. Parte de la inscripción dice: "Su majestad ordenó que no se tomara a ningún hombre para realizar trabajos forzados" y que se retirara la basura del lugar para la construcción (Lewis, 9). Esta era una práctica bastante común en Giza, donde los reyes encargaban tumbas para sus amigos y funcionarios favorecidos.

La meseta de Giza hoy presenta una imagen muy diferente de lo que habría sido en la época del Reino Antiguo. No era el sitio solitario al borde del desierto que es hoy, sino una necrópolis considerable que tenía tiendas, fábricas, mercados, templos, viviendas, jardines públicos y numerosos monumentos. La Gran Pirámide estaba enfundada en una cubierta exterior de piedra caliza blanca reluciente y se elevaba desde el centro de la pequeña ciudad, visible desde millas a la redonda. Giza era una comunidad autosuficiente cuya gente era trabajadores del gobierno, pero la construcción de los enormes monumentos allí en la IV Dinastía fue muy costosa. La pirámide y el complejo de Khafre son un poco más pequeños que los de Khufu y Menkaure más pequeños que los de Khafre y esto se debe a que, a medida que continuaba la construcción de la pirámide de la IV Dinastía, los recursos disminuían. El sucesor de Menkaure, Shepsekhaf (2503 - 2498 a. C.) fue enterrado en una modesta mastaba en Saqqara.

El costo de las pirámides no fue solo financiero sino político. Giza no era la única necrópolis en Egipto en ese momento y todos estos sitios requerían mantenimiento y administración que llevaban a cabo los sacerdotes. A medida que estos sitios crecieron, también lo hizo la riqueza y el poder de los sacerdotes y los gobernadores regionales (nomarcas) que presidían los diferentes distritos en los que se encontraban los sitios. Los gobernantes posteriores del Imperio Antiguo construyeron templos (o pirámides en una escala mucho menor) ya que estos eran más asequibles. El cambio del monumento de la pirámide al templo marcó un cambio más profundo en la sensibilidad que tenía que ver con el creciente poder del sacerdocio: ya no se construían monumentos para honrar a un cierto rey, sino para un dios específico.

Primer Período Intermedio y Reino Medio

El poder de los sacerdotes y nomarcas, junto con otros factores, provocó el colapso del Reino Antiguo. Luego, Egipto entró en la era conocida como el Primer Período Intermedio (2181 - 2040 a. C.) en la que las regiones individuales se gobernaban esencialmente a sí mismas. Los reyes aún gobernaban desde Memphis pero fueron ineficaces.

El Primer Período Intermedio de Egipto se ha representado tradicionalmente como una época de decadencia porque no se levantaron grandes monumentos y la calidad del arte se considera inferior a la del Imperio Antiguo. En realidad, sin embargo, la obra de arte y la arquitectura son simplemente diferentes, no por debajo de la media. En el Reino Antiguo, las obras arquitectónicas estaban patrocinadas por el estado, al igual que las obras de arte, por lo que eran más o menos uniformes para reflejar los gustos de la realeza. En el Primer Período Intermedio, los artistas y arquitectos regionales tenían la libertad de explorar diferentes formas y estilos. La historiadora Margaret Bunson escribe:

Bajo los nomarcas, la arquitectura sobrevivió al colapso del Reino Antiguo. Su patrocinio continuó en el Reino Medio, lo que resultó en sitios tan notables como Beni Hassan (c. 1900 a. C.) con sus tumbas talladas en la roca y grandes capillas con pórticos con columnas y paredes pintadas (32).

Cuando Mentuhotep II (c. 2061 - 2010 a. C.) unió Egipto bajo el dominio tebano, se reanudó el encargo real de arte y arquitectura pero, a diferencia del Reino Antiguo, se fomentó la variedad y la expresión personal. La arquitectura del Reino Medio, que comienza con el gran complejo mortuorio de Mentuhotep en Deir el-Bahri, cerca de Tebas, tiene un alcance grandioso y personal a la vez.

Bajo el reinado del rey Senusret I (c. 1971-1926 a. C.), el gran Templo de Amun-Ra en Karnak se inició cuando este monarca erigió una estructura modesta en el sitio. Este templo, como todos los templos del Reino Medio, se construyó con un patio exterior, patios con columnas que conducían a pasillos y cámaras rituales, y un santuario interior que albergaba la estatua de un dios. Se crearon lagos sagrados en estos sitios y todo el efecto fue una representación simbólica del comienzo del mundo y el funcionamiento armonioso del universo. Bunson escribe:

Los templos eran estructuras religiosas consideradas el "horizonte" de un ser divino, el punto en el que el dios nació durante la creación. Por lo tanto, cada templo tenía un vínculo con el pasado, y los rituales llevados a cabo dentro de su corte eran fórmulas transmitidas por generaciones. El templo también era un espejo del universo y una representación del Montículo Primordial donde comenzó la creación (258).

Las columnas eran un aspecto importante del simbolismo de un complejo de templos. No fueron diseñados solo para soportar un techo, sino para aportar su propio significado a toda la obra. Algunos de los muchos diseños diferentes fueron el paquete de papiro (una columna muy tallada que se asemeja a las cañas de papiro), el diseño de loto, popular en el Reino Medio de Egipto, con un capitel que se abre como una flor de loto, la columna del capullo cuyo capitel parece ser una flor sin abrir. , y la columna Djed, que es probablemente la más famosa de la Corte Heb Sed en el complejo de la pirámide de Djoser, pero fue tan ampliamente utilizada en la arquitectura egipcia que se puede encontrar de un extremo al otro del país. El Djed era un símbolo antiguo de estabilidad y se usaba con frecuencia en columnas, ya sea en la base, en la capital (por lo que parece que Djed sostiene el cielo) o como una columna completa.

Las casas y otros edificios continuaron haciéndose con ladrillos de barro durante el Reino Medio, la piedra solo se usaba para templos y monumentos y generalmente era piedra caliza, arenisca o, en algunos casos, granito, lo que requería la mayor habilidad para trabajar. Una obra maestra poco conocida del Reino Medio, perdido hace mucho tiempo, fue el complejo piramidal de Amenemhat III (c. 1860-1815 a. C.) en la ciudad de Hawara.

Este complejo era enorme, con doce grandes patios separados que se enfrentaban entre sí a través de una extensión de pasillos con columnas y pasillos interiores tan intrincados que Herodoto lo llamó "el laberinto". Los patios y pasillos estaban conectados por pasillos, columnatas y pozos para que un visitante pudiera caminar por un pasillo familiar, pero tomar un giro desconocido y terminar en un área del complejo completamente diferente a la que pretendían. Los callejones entrecruzados y las puertas falsas selladas con tacos de piedra servían para confundir y desorientar al visitante para proteger la cámara funeraria central de la pirámide del rey. Se dice que esta cámara se cortó de un solo bloque de granito y pesó 110 toneladas. Herodoto afirmó que era más impresionante que cualquiera de las maravillas que jamás había visto.

Segundo período intermedio y nuevo reino

Reyes como Amenemhat III de la XII Dinastía hicieron grandes contribuciones al arte y la arquitectura egipcios y sus políticas continuaron durante la XIII Dinastía. La XIII Dinastía, sin embargo, fue más débil y gobernó mal, por lo que, finalmente, el poder del gobierno central declinó hasta el punto en que un pueblo extranjero, los hicsos, se levantó en el Bajo Egipto mientras los nubios tomaron porciones de tierra al sur. Esta era se conoce como el Segundo Período Intermedio de Egipto (c. 1782-1570 a. C.) en el que hubo pocos avances en las artes.

Los hicsos fueron expulsados ​​de Egipto por Ahmose I de Tebas (c. 1570 - 1544 a. C.), quien luego aseguró las fronteras del sur de los nubios e inició la era conocida como el Nuevo Reino de Egipto (1570 - 1069 a. C.). Este período vio algunas de las hazañas arquitectónicas más magníficas desde el Reino Antiguo. De la misma manera que los visitantes modernos están asombrados e intrigados por el misterio de cómo se construyeron las pirámides de Giza, también lo están por el complejo funerario de Hatshepsut, el Templo de Amón en Karnak, las muchas obras de Amenhotep III y las magníficas construcciones de Ramsés II como Abu Simbel.

Los gobernantes del Imperio Nuevo construyeron a gran escala de acuerdo con el nuevo estatus elevado de Egipto como imperio. Egipto nunca había conocido una potencia extranjera como los hicsos que tomaran el control de su tierra y, después de que Ahmose los expulsó, inició campañas militares para crear zonas de amortiguamiento alrededor de las fronteras de Egipto. Estas áreas fueron expandidas por sus sucesores, sobre todo Thutmosis III (1458-1425 a. C.), hasta que Egipto gobernó un imperio que se extendía desde Siria, el Levante, hasta Libia y Nubia. Egipto se hizo inmensamente rico durante este tiempo y esa riqueza se prodigó en templos, complejos mortuorios y monumentos.

El más grande de ellos es el Templo de Amun-Ra en Karnak. Al igual que con todos los demás templos de Egipto, este contó la historia del pasado, la vida de las personas y honró a los dioses, pero fue un inmenso trabajo en progreso con todos los gobernantes del Nuevo Reino agregándolo. El sitio cubre más de 200 acres y está compuesto por una serie de pilones (puertas monumentales que se estrechan hacia la parte superior de las cornisas), que conducen a patios, pasillos y templos más pequeños. El primer pilón se abre a un amplio patio que invita al visitante más lejos. El segundo pilón se abre a la cancha hipóstila que mide 337 pies (103 metros) por 170 pies (52 metros). La sala está sostenida por 134 columnas de 72 pies (22 metros) de altura y 11 pies (3,5 metros) de diámetro. Los estudiosos estiman que se podrían colocar tres estructuras del tamaño de la catedral de Notre Dame solo dentro del templo principal. Bunson comenta:

Karnak sigue siendo el complejo religioso más notable jamás construido en la tierra. Sus 250 acres de templos y capillas, obeliscos, columnas y estatuas construidas durante 2000 años incorporan los mejores aspectos del arte y la arquitectura egipcia en un gran monumento histórico de piedra (133).

Al igual que con todos los demás templos, Karnak es un modelo de arquitectura simétrica que parece elevarse orgánicamente desde la tierra hacia el cielo. La gran diferencia entre esta estructura y cualquier otra es su gran escala y el alcance de la visión. Cada gobernante que contribuyó a la construcción hizo mayores avances que sus predecesores, pero reconoció a los que habían ido antes. Cuando Thutmosis III construyó su sala de fiestas allí, es posible que haya eliminado monumentos y edificios de reyes anteriores a los que luego reconoció con una inscripción. Cada templo simboliza la cultura y las creencias egipcias, pero Karnak lo hace en letras grandes y, literalmente, a través de inscripciones. Se pueden leer miles de años de historia en las paredes y columnas del templo de Karnak.

Hatshepsut (1479-1458 a. C.) contribuyó a Karnak como cualquier otro gobernante, pero también encargó edificios de tal belleza y esplendor que los reyes posteriores los reclamaron como propios. Entre sus más grandiosos se encuentra su templo mortuorio en Deir el-Bahri, cerca de Luxor, que incorpora todos los aspectos de la arquitectura del templo del Imperio Nuevo a gran escala: un embarcadero en la orilla del agua, astas de bandera (reliquias del pasado), pilones, atrios, salas hipóstilas. y un santuario. El templo está construido en tres niveles que alcanzan los 97 pies (29,5 metros) y los visitantes todavía están asombrados por el edificio en la actualidad.

Amenhotep III (1386-1353 a. C.) construyó tantos monumentos en todo Egipto que los primeros eruditos le atribuyeron un reinado excepcionalmente largo. Amenhotep III encargó más de 250 edificios, monumentos, estelas y templos. Su complejo mortuorio estaba custodiado por los Colosos de Memnon, dos figuras de 70 pies (21,3 m) de altura y cada una con un peso de 700 toneladas. Su palacio, ahora conocido como Malkata, cubría 30.000 metros cuadrados (30 hectáreas) y estaba decorado y amueblado de manera elaborada en todas las salas del trono, apartamentos, cocinas, bibliotecas, salas de conferencias, salas de festivales y todas las demás salas.

Aunque Amenhotep III es famoso por su reinado opulento y proyectos de construcción monumentales, el posterior faraón Ramsés II (1279-1213 a. C.) es aún más conocido. Desafortunadamente, esto se debe en gran parte a que a menudo se lo equipara con el faraón anónimo en el Libro bíblico del Éxodo y su nombre se ha vuelto reconocible a través de adaptaciones cinematográficas de la historia y la incesante repetición de la línea de Éxodo 1:11 de que los esclavos hebreos construyeron sus ciudades. de Pitom y Per-Ramsés.

Sin embargo, mucho antes de que al autor de Éxodo se le ocurriera su historia, Ramsés II era famoso por sus hazañas militares, gobierno eficiente y magníficos proyectos de construcción. Su ciudad de Per-Ramsés ("Ciudad de Ramsés") en el Bajo Egipto fue ampliamente elogiada por los escribas egipcios y visitantes extranjeros, pero su templo en Abu Simbel es su obra maestra. El templo, cortado de acantilados de roca sólida, tiene 30 metros de altura y 35 metros de largo, con cuatro colosos sentados flanqueando la entrada, dos a cada lado, que representan a Ramsés II en su trono, cada uno de ellos de 20 metros. metros) de altura. Debajo de estas figuras gigantes hay estatuas más pequeñas (aún más grandes que la vida) que representan a los enemigos conquistados de Ramsés, los nubios, libios e hititas. Otras estatuas representan a los miembros de su familia y varios dioses protectores y símbolos de poder. Pasando entre los colosos, por la entrada central, el interior del templo está decorado con grabados que muestran a Ramsés y Nefertari rindiendo homenaje a los dioses.

Abu Simbel está perfectamente alineado con el este, de modo que, dos veces al año, el 21 de febrero y el 21 de octubre, el sol brilla directamente en el santuario interior para iluminar las estatuas de Ramsés II y el dios Amón. Este es otro aspecto de la arquitectura del antiguo Egipto que caracteriza a la mayoría, si no a todos, de los grandes templos y monumentos: la alineación celestial. Desde las pirámides de Giza hasta el templo de Amón en Karnak, los egipcios orientaron sus edificios de acuerdo con los puntos cardinales y de acuerdo con los eventos celestiales. El nombre egipcio de una pirámide era Mer, que significa "Lugar de Ascensión" (el nombre "pirámide" proviene de la palabra griega piramis que significa "torta de trigo", que es lo que pensaban que parecían las estructuras) ya que se creía que la forma de la estructura en sí permitiría al rey muerto elevarse hacia el horizonte y comenzar más fácilmente la siguiente fase de su existencia en el más allá. De esta misma manera, los templos se orientaron para invitar al dios al santuario interior y también, por supuesto, proporcionar acceso para cuando quisieran ascender de regreso a sus propios reinos superiores.

Período tardío y dinastía ptolemaica

El Imperio Nuevo declinó cuando los sacerdotes de Amón en Tebas adquirieron mayor poder y riqueza que el faraón, mientras que, al mismo tiempo, Egipto pasó a ser gobernado por reyes cada vez más débiles. En la época del reinado de Ramsés XI (c. 1107-1077 a. C.), el gobierno central de Per-Ramsés era completamente ineficaz y los sumos sacerdotes de Tebas tenían todo el poder real.

El Período Tardío del Antiguo Egipto se caracteriza por las invasiones de los asirios y los persas antes de la llegada de Alejandro Magno en el 331 a. C. Se dice que Alejandro diseñó la ciudad de Alejandría él mismo y luego dejó que sus subordinados la construyeran mientras él continuaba con sus conquistas. Alejandría se convirtió en la joya de Egipto por su magnífica arquitectura y se convirtió en un gran centro de cultura y aprendizaje. El historiador Estrabón (63 a. C. - 21 d. C.) lo elogió en una de sus visitas, escribiendo:

La ciudad cuenta con magníficos recintos públicos y palacios reales que cubren un cuarto o incluso un tercio de toda el área. Porque así como cada uno de los reyes, por amor al esplendor, agregaría algún adorno a los monumentos públicos, así él se proporcionaría a sus expensas una residencia además de las que ya estaban en pie (1).

Alejandría se convirtió en la impresionante ciudad que Estrabón alaba durante la época de la dinastía ptolemaica (323-30 a. C.). Ptolomeo I (323-285 a. C.) comenzó la gran biblioteca de Alejandría y el templo conocido como el Serapeum, que fue completado por Ptolomeo II (285-246 a. C.), quien también construyó el famoso Faros de Alejandría, el gran faro que fue uno de los Siete maravillas del mundo.

Los primeros gobernantes de la dinastía ptolemaica continuaron las tradiciones de la arquitectura egipcia, mezclándolas con sus propias prácticas griegas, para crear impresionantes edificios, monumentos y templos. La dinastía terminó con la muerte de la última reina, Cleopatra VII (69-30 a. C.), y Roma anexó el país. Sin embargo, el legado de los arquitectos egipcios sigue vivo a través de los monumentos que dejaron atrás.Las imponentes pirámides, templos y monumentos de Egipto continúan inspirando e intrigando a los visitantes en la actualidad. Imhotep y los que le siguieron imaginaron monumentos de piedra que desafiarían el paso del tiempo y mantendrían viva su memoria. La perdurable popularidad de estas estructuras hoy recompensa esa visión temprana y logra su objetivo.


DESVELANDO EL MISTERIO DE LOS JEROGLIFOS

Desde el declive final del antiguo Imperio egipcio, la gente ha luchado por comprender las imágenes detalladas que los egipcios usaron para describir sus vidas durante más de treinta siglos. Las imágenes, llamadas jeroglíficos, estaban en todas partes de Egipto: en tumbas comunes, en monumentos y templos, y especialmente en las ornamentadas salas de entierro de los gobernantes egipcios, llamados faraones, que estaban dentro de las grandes pirámides. Los jeroglíficos eran pequeñas imágenes de objetos comunes, como plumas, leones, pájaros, macetas y muchos otros elementos. En la época en que los griegos habían comerciado y gobernado Egipto entre aproximadamente 332 A.E.C. y 146 A.E.C. , los forasteros habían sabido leer los jeroglíficos, que formaban un lenguaje complejo. Pero cuando el Imperio Romano llegó al poder en Egipto después de 146 A.E.C. , la capacidad de comprender los jeroglíficos desapareció. Los jeroglíficos y la historia que contaban se convirtieron en un gran misterio que desconcertó a los historiadores durante casi dos mil años.

A lo largo de los años, los eruditos e historiadores intentaron comprender qué significaban los jeroglíficos. Diferentes personas ofrecieron diferentes explicaciones, pero nadie estuvo de acuerdo. Luego, en 1799, los soldados franceses estacionados cerca de la ciudad de Rosetta, Egipto, hicieron un gran descubrimiento. El teniente francés Pierre François Xavier Bouchard encontró una gran piedra gris que contenía tres tipos diferentes de escritura: jeroglíficos egipcios, escritura demótica (la escritura cotidiana de los antiguos egipcios) y griega. Bouchard creía que la piedra podría ser la clave para descubrir el misterio de los jeroglíficos y pronto otros estuvieron de acuerdo. La piedra, que se conoció como la Piedra Rosetta, tenía la información necesaria para traducir los dos idiomas egipcios perdidos. Los lectores modernos entendían el griego y necesitaban establecer las conexiones entre el griego, la escritura demótica y los jeroglíficos, y el misterio se resolvería. Pero no fue tan fácil.

En 1801, los ingleses, que estaban en guerra con Francia, capturaron la Piedra Rosetta y la llevaron al Museo Británico de Inglaterra. Los egiptólogos, personas que estudian la cultura del antiguo Egipto, viajaron al Museo Británico para intentar descifrar el código de la Piedra Rosetta, cuyas piezas se habían roto y perdido. Un médico inglés bien conocido y talentoso llamado Thomas Young (1773–1829) fue el primero en intentarlo. Tradujo el griego y luego trató de hacer coincidir los patrones en ese idioma con los patrones en los dos idiomas egipcios perdidos. Descubrió mucho sobre cómo funcionaban los idiomas. Por ejemplo, se enteró de que los símbolos representaban sonidos y que la escritura demótica estaba estrechamente relacionada con los jeroglíficos. Pero no pudo hacer coincidir los idiomas.

A partir de 1807, un francés llamado Jean François Champollion comenzó a estudiar la Piedra Rosetta. Durante quince años trató de descifrar el código, compitiendo contra Young para ver quién triunfaba primero. Finalmente, en 1822 Champollion hizo un gran avance. Comprendió que las imágenes no representaban los sonidos individuales de letras individuales, sino sonidos más complejos. Por ejemplo, descubrió que el jeroglífico de un pájaro conocido como ibis representaba al dios egipcio Thoth. Sustituyó el sonido "thoth" por la imagen del pájaro e hizo lo mismo con otros sonidos. Su plan funcionó. Había descifrado el código de la Piedra Rosetta y la gente finalmente pudo entender los jeroglíficos egipcios.

Champollion viajó a Egipto para confirmar su descubrimiento. Visitó vastos templos cuyas paredes estaban cubiertas de jeroglíficos y vertió sobre antiguos rollos de papiro, una forma de papel antiguo. Fue el primer hombre en "leer" la historia del antiguo Egipto en más de mil años. Champollion hizo un diccionario de traducción y explicó la gramática de la escritura egipcia. Pronto otros aprendieron a leer los idiomas perdidos. Hoy sabemos mucho sobre el antiguo Egipto gracias al trabajo de los eruditos que descubrieron los secretos de los jeroglíficos.


Consanguinidad e incesto en el Antiguo Egipto

Mi curiosidad se despertó durante uno de mis turnos en el Museo Petrie. Frente a todos estos artefactos, rastros de dinastías de faraones, de repente recordé las historias de incesto y matrimonios entre hermano y hermana que eran comunes en el antiguo Egipto entre la clase dominante. Más recientemente, otro visitante volvió a plantear el tema. Luego me contaron sobre la apariencia andrógina de Akhenaton que podría haber sido el resultado de las prácticas incestuosas de la época. Esta práctica parece ser algo común y estas historias me hicieron pensar inmediatamente en los dioses griegos y romanos y en sus intrincadas relaciones familiares y amorosas. Con este pensamiento surgió entonces una pregunta: ¿por qué los faraones se casarían con su hermana, su madre y otros parientes? ¿Actuar como dioses vivientes? ¿Para preservar la pureza de su sangre?

Fig. 1: Estatuilla de piedra caliza de Akhenaton, Nefertiti y Princess (Tell el Amarna). [Museo Petrie, UC004]

Siguieron muchas otras preguntas: si el incesto fue aceptado en el antiguo Egipto entre la clase dominante, ¿fue tolerado por toda la población? ¿Qué lo hace hoy inaceptable en los países occidentales? ¿Salud? ¿Moralidad? ¿Los matrimonios entre hermanos y / o primos hermanos todavía se permiten hoy en día en algunos países? ¿Y cuáles son realmente los riesgos de las relaciones incestuosas?

Desde el antiguo Egipto hasta la familia Habsburgo en Europa, a lo largo de la historia los casos de consanguinidad, principalmente entre miembros de las clases dominantes, son numerosos. Sorprende que la práctica se prolongó durante tanto tiempo cuando las leyes religiosas y civiles empezaron a prohibirla y cuando los riesgos asociados a esta práctica se empezaron a conocer a partir del siglo V a. C., el derecho civil romano ya prohibía a las parejas casarse si lo hacían estaban dentro de los cuatro grados de consanguinidad (Bouchard 2010). Desde la mitad del siglo IX d.C., la iglesia incluso elevó este límite al séptimo grado de consanguinidad y también se cambió el método de cálculo de grados. Más recientemente, los filósofos y pensadores modernos argumentaron que la prohibición del incesto era un fenómeno universal, el llamado tabú del incesto. Pero esta teoría parece discutible en vista del caso egipcio.

Entonces, ¿por qué se aceptaba y practicaba el incesto en el antiguo Egipto y, más recientemente, entre miembros de la familia real como los Habsburgo (siglos XVI-XVIII)? ¿Y cómo la ciencia arrojó luz sobre las relaciones familiares, las prácticas incestuosas y las enfermedades resultantes de ellas?

Tomemos primero el caso de la XVIII dinastía, la primera dinastía del Nuevo Reino del Antiguo Egipto.

Incesto en el Antiguo Egipto: el caso de la XVIII Dinastía

Existe una gran cantidad de evidencia que muestra que los matrimonios o relaciones sexuales entre miembros de la "familia nuclear" (es decir, padres, hijos) eran comunes entre la realeza o clases especiales de sacerdotes, ya que eran los representantes de lo divino en la Tierra. A menudo tenían el privilegio de hacer lo que estaba prohibido a los miembros de la familia común. Durante el período ptolemaico (305 a 30 a. C.) la práctica incluso fue utilizada por el rey Ptolomeo II como "un tema principal de propaganda, enfatizando la naturaleza de la pareja, que no podía estar sujeta a las reglas ordinarias de la humanidad" (Chauveau, M. ).

Fig. 2: Relieve hundido de alabastro que representa a Akhenaton, Nefertiti y su hija Meritaten. Cartuchos de Aten temprano en el brazo y el pecho del rey & # 8217s. De Amarna, Egipto. XVIII dinastía. [Museo Petrie, UC401]

Pero volvamos a la dinastía XVIII (1549/1550 a. C. a 1292 a. C.). En 2010, un equipo de investigadores egipcios y alemanes analizó 11 momias de la XVIII Dinastía que estaban estrechamente relacionadas con Tutankamón (Hawass, Zahi, et al.). Se escanearon las momias y se llevó a cabo la extracción de ADN de los tejidos óseos. La información que pudieron obtener de estos análisis les permitió identificar las momias, determinar las relaciones exactas entre los miembros de la familia real y especular sobre posibles enfermedades y causas de muerte.

Los resultados de los análisis de ADN muestran que Tutankamón era, sin lugar a dudas, el niño nacido de una relación hermano-hermana de primer grado entre Akhenaton y la hermana de Akhenaton (ver Fig. 3). Además, los autores dieron una respuesta a la apariencia andrógina de Akhenaton. De hecho, demostraron que la apariencia feminizada exhibida por el arte del faraón Akhenaton (también visto en menor grado en las estatuas y relieves de Tutankamón) no estaba relacionada con alguna forma de ginecomastia o síndrome de Marfan como se sugirió en el pasado. Es probable que ni Akhenaton ni Tutankhamon hayan mostrado un físico significativamente extraño o femenino. La representación artística particular de personas en el período de Amarna está más probablemente relacionada con las reformas religiosas de Akhenaton.

Sin embargo, la relación incestuosa entre Akhenaton y su hermana puede haber tenido otras consecuencias. El faraón Tutankamón sufría de una deformidad congénita en equinovaro (también llamado "pie zambo"). Las tomografías de la momia de Tutankamón también revelaron que el faraón tuvo una necrosis ósea durante bastante tiempo, lo que podría haber causado una discapacidad para caminar. Esto fue apoyado por los objetos encontrados junto a su momia. ¿Sabías que en su tumba se encontraron 130 palos y varas?

Fig. 3: Árbol genealógico que muestra la relación entre las momias probadas que datan de la XVIII dinastía (Fuente: Hawass, Zahi, et al.).

Fig.4: Escaneos de los pies de Tutankamón (Hawass, Zahi, et al.)

Este artículo sobre consanguinidad y matrimonios incestuosos podría terminar fácilmente aquí. Aprendimos que el incesto se practicaba en el antiguo Egipto por razones estratégicas, con el fin de preservar el simbolismo que asocia al faraón con un dios viviente. También vimos cómo la ciencia podía ayudarnos a desentrañar las historias reales que se esconden detrás de mitos, especulaciones y rumores.

Esto podría ser casi perfecto, pero el tabú del incesto es más complejo que esto. Como observa Paul John Frandsen, “en una sociedad (como el antiguo Egipto) donde se practica el incesto de la familia nuclear no hay discrepancia entre lo lícito entre la realeza y la población”. De hecho, contrariamente a lo que a menudo se admite, el incesto no solo estaba reservado a la clase dominante. En Persia y el antiguo Egipto, también existían relaciones incestuosas entre miembros de familias nucleares no reales (Frandsen P. J.). Esto muestra que la relación incestuosa en el núcleo familiar podría ser algo más que propaganda y que otras razones podrían haber motivado esta práctica. Se ha argumentado que esto se hizo por razones económicas, ya que la endogamia podría haber sido un medio para mantener la herencia indivisa y / o evitar pagar el precio de la novia. Sin embargo, estos argumentos han sido descartados. Hasta ahora, no existe una explicación razonable para la falta de tabú del incesto en el antiguo Egipto y Persia.

Esté atento a mi próxima publicación, donde hablaré sobre el incesto en la familia real de los Habsburgo y el rey Carlos II de España (también llamado "el Embrujado").

Bouchard, Constance Brittain. Los de mi sangre: creando familias nobles en la Francia medieval. Prensa de la Universidad de Pennsylvania, 2001.

Chauveau, Michel.MmNm. Egipto en la era de Cleopatra: historia y sociedad bajo los Ptolomeos. Prensa de la Universidad de Cornell, 2000.

Hawass, Zahi y col. "Ascendencia y patología en el rey Tutankamón y la familia # 8217s". JAMA, vol. 303, no. 7, 2010, págs. 638–647.

Frandsen, Paul John, MmNm. Matrimonio incestuoso y de parientes cercanos en el antiguo Egipto y Persia: un examen de la evidencia. Prensa del Museo Tusculanum, 2009.


Faraones del Antiguo Egipto (Lección)

Planificación y recursos para profesores de primaria. Nuestros temas de historia incluyen desde la Edad de Piedra hasta la Edad del Hierro, romanos, anglosajones, victorianos, dinastía Shang, etc. y la lista se amplía cada mes, con unidades de alfabetización para vincular a los temas también. Nuestros populares recursos se han probado y probado en cientos de aulas.

Compartir este

pdf, 24,56 MB ppt, 76,11 MB

Una lección completa para KS2 que presenta a los faraones del Antiguo Egipto, que incluye un plan de lección detallado, diapositivas de PowerPoint y hojas de recursos para el alumno. Esta lección también se puede encontrar en el paquete de planificación de los antiguos egipcios para KS2.

¿Quiénes eran los faraones del Antiguo Egipto?
Esta lección explora el papel de los faraones y presenta algunas figuras significativas. Los alumnos jugarán un juego de "Encuentra al faraón" para familiarizarse con las personas y las fechas clave. Aprenderán sobre los símbolos importantes asociados con los faraones y los usarán para diseñar un sarcófago real.

Para conocer algunos de los faraones egipcios más famosos
Explorar el significado de los símbolos asociados con los faraones.

El plan de la lección incluye ideas de diferenciación para adaptar las actividades a las necesidades de su clase. Esta es la tercera lección de nuestro paquete de planificación para los antiguos egipcios.

Obtenga este recurso como parte de un paquete y ahorre hasta un 44%

Un paquete es un paquete de recursos agrupados para enseñar un tema en particular, o una serie de lecciones, en un solo lugar.


Recursos GRATUITOS del Antiguo Egipto: Imprimibles, Actividades y # 038 Más

Como he mencionado antes, nunca he sido un gran aficionado a la historia. Sin embargo, hay períodos de la historia que encuentro más fascinantes que otros. El antiguo Egipto es uno de esos períodos. Encuentro la era de las reinas y los faraones no solo interesante, sino también intrigante.

Al crecer, recuerdo haber hecho varios informes y proyectos relacionados con King Tut. Me asombró por completo que un niño de mi edad estuviera a cargo de toda una población de personas. Apenas pude mantener mi habitación limpia durante una semana, no había forma posible de poder gobernar a un grupo de personas.

Ya sea que sus hijos estén estudiando el Antiguo Egipto o simplemente estén fascinados con una de las reinas o faraones para un proyecto específico, necesitará recursos e imprimibles para comenzar. He reunido algunos imprimibles, actividades y más para ayudar a crear un estudio de unidad, si desea estudiar sobre el Antiguo Egipto.


Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo

Momias egipcias resultados de una investigación realizada en preparación para la momificación de un cuerpo humano, la primera realizada al estilo egipcio en dos mil años. A través de estos estudios, el destacado egiptólogo Bob Brier ha descubierto las apasionantes historias de robos de tumbas y momias robadas, el lenguaje olvidado de los faraones y las tumbas de las momias reales. En un estilo alegre y de fácil acceso, Brier descubre el contexto histórico completo de la cultura del antiguo Egipto y ofrece una fascinante interpretación contemporánea de la misma. Iluminando sus misterios, mitos, rituales sagrados y escritura heiroglífica, Momias egipcias da vida a los antiguos.

Отзывы - Написать отзыв

Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo

Todo lo que siempre quiso saber sobre la antigua práctica egipcia de momificar cadáveres, y mucho más. Brier (Ancient Egyptian Magic, 1980) establece el tono temprano: `` Durante 15 años, 'afirma. Читать весь отзыв

Momias egipcias: desentrañando los secretos de un arte antiguo

Momias. La palabra en sí evoca un sentido de lo macabro, de pavor, de fascinación mórbida. El trabajo de Brier, sin embargo, evoca algo muy diferente: la aventura del descubrimiento. Brier (Egiptología, Long. Читать весь отзыв


Ver el vídeo: Desfile de los Faraones: Extraordinarios traslado de las momias y reyes de Egipto